sábado, 24 de enero de 2015

La Corte de EEUU autoriza a un preso musulmán a usar barba por su religión

En fallo unánime se le permite tener vello facial de hasta un centímetro de largo. Las autoridades penitenciarias lo prohíben por seguridad.

imagen

Gregory Holt alegó que por ser musulmán debe llevar barba.

La Corte Suprema de Estados Unidos autorizó este martes el uso de la barba a un preso musulmán, privilegiando la libertad religiosa en detrimento de las preocupaciones de seguridad.

En una decisión unánime, los nueve jueces de la Corte fallaron a favor de un detenido musulmán, permitiéndole usar una barba corta por sus creencias religiosas, pese a que la cárcel de Arkansas donde está recluido se oponía alegando razones de seguridad.
"El libre ejercicio de la religión está gravemente obstaculizado" por las autoridades penitenciarias, indica el fallo de 16 páginas.

Después de haber sido rechazado por los tribunales inferiores, Gregory Holt, alias Abdul Maalik Muhammad y condenado a cadena perpetua por violencia doméstica, acudió a la Corte Suprema.

El detenido reclamaba el derecho de llevar una barba de un centímetro, un "compromiso" entre la larga barba que requiere su creencia y la de medio centímetro que autorizan a los prisioneros de Arkansas con problemas de piel.

Las autoridades de la cárcel replicaron que un reo puede usar la barba, aún corta, con el propósito de escapar o para ocultar objetos peligrosos o prohibidos, como una lámina de rasurar, una tarjeta SIM, un dardo artesanal u otras armas.

"Es difícil creer seriamente que los intereses de seguridad (de la prisión) serían socavados autorizando a un detenido usar una barba de un centímetro", dijo la Corte Suprema.

Cuarenta de los 50 estados del país, así como el gobierno federal y Washington, permiten a los prisioneros usar barba si su fe lo requiere, acorde a la primera enmienda de la Constitución que protege la libertad religiosa.

"El hecho de que otras prisiones permiten a los detenidos usar barba y logran conservar su seguridad hace creer que (la cárcel de Arkansas) puede muy bien resolver sus preocupaciones a través de medios menos restrictivos", agrega la Corte.

La decisión "no es solamente una victoria para un prisionero de Arkansas, sino para todos los estadounidenses que buscan la libertad religiosa", añadió uno de sus abogados defensores de Holt, Eric Rassbach.
Bigotes y cabellos largos
Aunque se reconoce "el interés en la seguridad", los jueces, de los cuales seis son católicos y tres judíos, se pronunciaron a favor de la religión, como lo hacen habitualmente, al concluir que la prisión viola la ley federal sobre las prácticas religiosas.

La cárcel forzaba a Holt a elegir entre "adoptar una conducta que viola seriamente su creencia religiosa o contrariar la política de aseo y arriesgarse a una acción disciplinaria", estimó el juez Samuel Alito.

Si a la penitenciaría le interesa "regular el contrabando", no ha probado que permitir una barba de este tamaño es un peligro, "sobretodo por la dificultad de esconder un objeto en una barba tan corta y la ausencia de reglamentos similares para el largo del cabello", añadió el juez.

Dado que no se exige a los presos rasurarse la cabeza, "es difícil creer que un detenido trataría de ocultar un objeto en una barba de un centímetro más que en un cabello largo" o un bigote, señaló.

(vía losandes.com.ar)

No hay comentarios: