viernes, 8 de mayo de 2015

Congreso implica religión en debate sobre aborto, afirman promotoras

10768405m

LIMA.- El Congreso está promoviendo un debate sin equidad, en el que pesan mucho las creencias religiosas, sobre un proyecto de ley que plantea despenalizar el aborto en casos de violación, afirmaron hoy las organizaciones promotoras de esta iniciativa legislativa.

Las organizaciones Flora Tristán, Manuela Ramos, Prompex, Demus (Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer) y Católicas por el Derecho a Decidir (CDD) convocaron a una rueda de prensa para exigir un “trato democrático, justo, laico e imparcial” a su propuesta.
La representante de Promsex, Rossina Guerrero, declaró que el presidente de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos, Juan Carlos Eguren, del Partido Popular Cristiano (PPC) y al que los organismos vinculan con esos intentos por sus creencias religiosas, busca realizar “una maniobra para sacar del foco el verdadero tema del debate.”
“El día que vencía el plazo para discutir la iniciativa, el congresista Eguren convocó a una sesión extraordinaria para proponer un dictamen que archivaría el proyecto de ley sin que las promotoras sustenten su pedido”, explicó Guerrero.
Un colectivo de más de 40 organizaciones civiles y feministas presentó en abril pasado 64.261 firmas recolectadas a nivel nacional para que la propuesta sea discutida por el Congreso.
Guerrero afirmó que existe una injerencia de la Iglesia católica en este tema, al indicar que se ha convertido en un “debate sobre religiosidad y fe”.
Durante la rueda de prensa, la representante de Católicas por el Derecho a Decidir (CDD), Gladys Vía Huerta, dijo que “la maternidad es un acto de amor que debe ser voluntario y deseado.”
“Católicas por el Derecho a Decidir determinamos que las iglesias son para que se viva la fe y los Estados para que se puedan garantizar los derechos de las personas”, remarcó.
Liz Meléndez, de Flora Tristán, aseguró que el discurso que se utiliza en la comisión en contra de la despenalización del aborto “es muy recurrente, el que suelen usar para deslegitimizar tanto a organizaciones que trabajan por los derechos de las mujeres, como a las personas que se dedican a esta labor.”
La directora de Demus, María Ysabel Lozano, añadió que “no está siendo un debate bajo las reglas del Congreso” y denunció que tanto el Poder Judicial como la Fiscalía recibieron una invitación para participar con solo 24 horas de anticipación, a pesar de que cuentan con opiniones favorables.
Por ese motivo, las promotoras de la iniciativa exigieron al Congreso que “el debate de fondo continúe” y que “sea tratado de manera seria”.
Según los promotoras de la iniciativa, denominada “Déjala decidir”, Perú es el país con la mayor tasa de denuncias por violación sexual en América del Sur, con 63.524 anuales, el 78 % de las cuales son contra menores de edad.
Además, al año se producen 35.000 embarazos por violación y 29 de cada 100 muertes maternas en adolescentes están vinculadas al aborto inseguro.
(vía postperu.com)

No hay comentarios: