domingo, 12 de febrero de 2012

Temas sociales dominan la contienda presidencial de Estados Unidos

The Associated Press

Obispos de Estados Unidos

La Iglesia Católica se opuso rotundamente a que, por ley, hospitales y universidades católicas proporcionen anticonceptivos a sus trabajadores. Barack Obama cedió a las presiones, pero los obispos no están muy convencidos.

Republicanos aprovechan cualquier traspié de Obama para ir a la caza de votos

WASHINGTON - Los temas sociales dominaron el viernes la contienda presidencial de Estados Unidos, cuando el presidente Barack Obama intentó calmar una tormenta provocada por la religión y el control de la natalidad, y los republicanos que compiten por reemplazarlo se disputaron la palma de quién es el más derechista.

Quedó poco tiempo para hablar de empleos y economía, temas que todavía se prevé dominarán el tema electoral a fin de año. En ese sentido, los sucesos del día podrían volverse sólo una nota al pie.

Pero los demócratas esperan que el inusual intenso foco en los temas sociales, aunque sea temporal, los ayude a retratar a los republicanos como alejados de la gente común en temas como el acceso al control de la natalidad, el trato igual a hombres y mujeres y las filosofías de gobierno que ponen la solución de problemas por delante de la pureza ideológica.

Conferencia conservadora

Tres de los cuatro aspirantes republicanos pronunciaron discursos ante la Conferencia Conservadora de Acción Política (CPAC) en los que enfatizaron su lealtad ante activistas de la derecha.

El ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney aseguró ser "estrictamente conservador".
Pero eso no fue suficiente para el senador Rick Santorum, quien sorprendió a los republicanos al ganar elecciones partidistas esta semana en Colorado, Missouri y Minnesota. Incluso si Romney venciera a Obama en noviembre, Santorum dijo a la CPAC que sería una "victoria hueca" porque Romney no es lo suficientemente conservador.

Obama dio pié atrás

Por su parte, Obama anunció un muy anticipado cambio a una ley que hubiera requerido que instituciones afiliadas a la Iglesia, como los hospitales católicos, incluyeran controles de natalidad en los seguros de salud de sus empleados. Los aspirantes y legisladores republicanos, así como obispos católicos, denunciaron la medida como una intromisión del gobierno en los derechos religiosos. Por eso Obama declaró el viernes que las aseguradoras, y no las instituciones religiosas, pueden aceptar cobertura anticonceptiva a los empleados sin ningún costo.

Para alivio de la Casa Blanca, importantes grupos defensores de los derechos de la mujer reconocieron el cambio y algunos grupos femeninos católicos se abstuvieron de juzgarlo. Los estrategas demócratas dijeron que las dinámicas del día podrían hacer que los aspirantes republicanos se muevan más hacia la derecha y el eventual nominado presidencial tendrá problemas para cortejar a los electores independientes a finales de año."Los candidatos republicanos mantienen posiciones que son mucho más conservadores que la mayoría y eso no es algo de lo que puedan retractarse en una elección general", dijo Jen Psaki, ex asesora de Obama que ha seguido de cerca la reacción de los grupos de mujeres al debate de la contracepción.

(vía noticias.univision.com)

No hay comentarios: