martes, 1 de mayo de 2012

Al menos 20 muertos en un atentado contra un servicio religioso de estudiantes cristianos en Nigeria

Un ataque con explosivos y un tiroteo durante un servicio religioso cristiano en el auditorio de la Universidad de Bayero, en Kano (norte de Nigeria), causaron al menos 20 muertos, según informan agencias y diarios locales.

Abubakar Jibril, portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres de Nigeria, confirmó al periódico nigeriano Leadership que las explosiones se produjeron en un teatro donde los universitarios cristianos acostumbran a celebrar sus servicios religiosos. Según el diario, media docena de hombres armados irrumpieron en el auditorio lleno de estudiantes.

El ataque se prolongó durante media hora, antes de que los soldados de la Fuerza Militar Conjunta de Nigeria pudieran acceder al edificio, y se registraron al menos tres explosiones, informa Leadership.

Un reportero de Afp pudo ver seis cuerpos sin vida, alcanzados por las balas, cerca del lugar donde se celebraba la misa. Más tarde, comprobó que detrás de la sede de la Universidad yacían una docena de cadáveres. Todavía no hay un balance oficial de víctimas.

Atentados contra los cristianos
La milicia ha perpetrado numerosos atentados contra comunidades cristianas en los últimos meses, especialmente en el norte y centro del país.

En Semana Santa, Boko Haram mató a al menos 38 personas en un atentado junto a dos iglesias de Kaduna (mitad norte del país), donde se celebraba el Domingo de Resurrección.

El día de Navidad de 2011, los islamistas llevaron a cabo una ola de atentados que se cobró al menos 40 vidas.

Solo en Madalla, una ciudad del Estado de Níger cercana a la capital Abuya, los servicios de emergencia recuperaron al menos 35 cadáveres de la iglesia católica de Santa Teresa.

Boko Haram, cuyo nombre significa "la educación no islámica es un pecado", lucha por imponer la ley islámica en Nigeria (de mayoría musulmana en el norte, y cristiana en el sur).

Desde el inicio de su campaña violenta en 2009, la secta ha matado a unas 1.200 personas, la mayoría en ataques perpetrados en el norte de Nigeria, según el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas nigerianas, mariscal jefe del Aire Oluseyi Petinrin.

Con más de 150 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales.

(vía religionenlibertad.com)

No hay comentarios: