sábado, 26 de mayo de 2012

Una persona en "posesión ilegal de documentos vaticanos" es puesta a disposición judicial

Ciudad del Vaticano - Una persona "en posesión ilegal de documentos reservados" de la Santa Sede ha sido puesta a disposición de la magistratura vaticana para más averiguaciones, según anunció hoy el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.

Este hecho se produce después del escándalo desatado por la filtración a la prensa de documentos reservados y cartas confidenciales dirigidas a Benedicto XVI y a su secretario.

Lombardi, que no precisó si esta persona estaba detenida, informó de que las investigaciones realizadas en los últimos días por la Gendarmería vaticana "han permitido localizar a una persona en posesión ilegal de documentos reservados".

Esta persona ha sido puesta a disposición de la magistratura vaticana "para mayores averiguaciones", indicó.

Las investigaciones que han llevado a la Gendarmería vaticana a localizar a esa persona, de la que se desconoce si es un religioso o un laico, se desarrollaron "según las instrucciones recibidas por la comisión cardenalicia y bajo la dirección del "Promotor de Justicia" (fiscal) del Vaticano.

El pasado mes de abril Benedicto XVI creó una Comisión Cardenalicia para esclarecer los casos de filtraciones de documentos reservados vaticanos a los medios de comunicación.

Como titular de la misma nombró al cardenal español Julián Herranz, de 82 años, expresidente del Consejo Pontificio para los Textos Legislativos.

Como miembros de la comisión nombró a los también purpurados Jozef Tomko, eslovaco, prefecto emérito de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, de 88 años, y a Salvatore De Giorgi, exarzobispo de Palermo (Italia), de 82 años.

La comisión se creó después de que una cadena de televisión italiana (La 7) publicara unas cartas enviadas por el actual nuncio en EEUU y ex secretario general del Governatorato de la Ciudad del Vaticano (Gobierno que gestiona este Estado), Carlo María Viganó, a Benedicto XVI, en las que denunciaba la "corrupción, prevaricación y mala gestión" en la administración vaticana.

En una de esas misivas, Viganó denunció también que los banqueros que integran el llamado "Comité de finanzas y gestión" del Governatorato y de la Secretaría de Estado "se preocupan más de sus intereses que de los nuestros" y que en diciembre de 2009 en una operación financiera "quemaron (perdieron) 2,5 millones de dólares".

Tras conocerse esos documentos, el portavoz de la Santa Sede denunció la existencia de una especie de WikiLeaks que, en su opinión, intenta desacreditar a la Iglesia.

Pero la filtración de documentos no quedó en eso. El pasado día 19 salió a las librerías el libro "Sua Santita", del periodista Gian Luigi Nuzzi, con un centenar de nuevos documentos filtrados desde el Vaticano que desvelan tramas e intrigas en el pequeño Estado.

Lombardi anunció ese día que la Santa Sede llevará ante la Justicia a los autores de la filtración de todos esos documentos reservados y cartas confidenciales al papa Benedicto XVI y otras autoridades de la Santa Sede, cuya publicación calificó de "acto criminal".

"La Santa Sede dará los pasos oportunos para que los autores del robo, del chantaje y de la divulgación de noticias secretas, así como del uso comercial de documentos privados, ilegítimamente obtenidos, respondan por sus actos ante los tribunales", afirmó Lombardi.

(vía noticias.lainformacion.com)

No hay comentarios: