sábado, 26 de mayo de 2012

Religión y pasado en la segunda vuelta presidencial en Egipto

La segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Egipto tendrá como rivales a Mohamed Mursi, candidato de los Hermanos Musulmanes, y a Ahmed Shafiq, un alto funcionario del antiguo régimen del presidente derrocado Hosni Mubarak, según se vislumbra en los resultados preliminares anunciados este viernes por la hermandad islamista.

“Habrá una segunda vuelta entre Mohamed Mursi y Ahmed Shafiq según las cifras de las que disponemos”, afirmaron los Hermanos Musulmanes en su página web oficial, basándose “en el escrutinio del 90% de los boletines de voto”.

Según las cifras publicadas por los Hermanos Musulmanes unas horas antes, tras el escrutinio de la mitad de las oficinas electorales, el nacionalista árabe Hamdim Sabahi llega en tercera posición, seguido por el islamista moderado Abdel Moneim Abul Futuh y el antiguo jefe de la diplomacia y ex jefe de la Liga Árabe Amr Musa.

Un portavoz del equipo de campaña de Shafiq, Karim Salem, no pudo confirmar la información en un primer momento pero se mostró “confiado en que el general Shafiq pase a la segunda vuelta”. La comisión electoral debe anunciar los resultados oficiales a partir del 27 de mayo y la segunda vuelta está prevista para los 16 y 17 de junio.

Considerado como “el candidato de repuesto” de los Hermanos Musulmanes después de que la comisión electoral eliminara su primera opción, Kharait al Shater, Mursi se ha beneficiado de la máquina electoral y de la base militante de la poderosa hermandad islamista. Los Hermanos, oficialmente prohibidos durante más de 50 años en Egipto y bestia negra del régimen de Mubarak, llegaron ya en cabeza en las elecciones legislativas que finalizaron en enero.

Ahmed Shafiq centró por su parte su campaña en la seguridad y la estabilidad, para sumar el voto de los egipcios exasperados por la agitación política y la degradación de la situación económica desde la revuelta que derrocó a Mubarak hace 15 meses en plena “primavera árabe”.

Piloto de caza, al igual que Mubarak, y antiguo jefe del Estado Mayor del ejército del aire, está considerado por muchos como el candidato del antiguo régimen y del ejército, en el poder desde la caída de Mubarak. Después de décadas de comicios ganados de antemano, es la primera vez que los egipcios eligen libremente a su jefe de Estado.

Más de 50 millones de electores estaban convocados para elegir entre los 12 candidatos, que representan un amplio espectro político, desde islamistas, laicos, izquierdistas, liberales y partidarios de la “revolución” hasta antiguos jerarcas de la era Mubarak.

El jueves por la tarde, unas horas ante del cierre de las oficinas electorales, el presidente de la comisión electoral Faruk Soltan había estimado la tasa de participación al 50%, y precisó que el escrutinio se había desarrollado de forma “tranquila y organizada”.

(vía Cubadebate.cu)

No hay comentarios: