lunes, 11 de junio de 2012

Revela encuesta que la religión es factor de división

Un del Conapred se señala que en contraste, más de la mitad de los encuestados afirma que se deben defender los derechos de los no católicos.

Judith García / El Sol de México

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México sobre diversidad religiosa, cuatro de cada diez personas que viven en comunidades mayoritariamente católicas, consideran que la religión es un importante factor de división en la comunidad.

Una de cada diez personas católicas opinan que las autoridades deben reubicar a los protestantes en otra parte. Mientras que uno de cada veinte, que deben obedecer lo que decidió la mayoría y sacar a los protestantes.

En el estudio realizado por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) señala que en contraste, más de la mitad afirma que se deben defender los derechos de los no católicos a vivir allí.

Al presentar los resultados de la Encuesta, el titular del Conapred, Ricardo Bucio, sostuvo que en nuestro país es difícil aceptar la diversidad religiosa, pues tres de cada 10 personas que pertenecen a alguna religión distinta a la católica consideran que su principal problema es el rechazo, la falta de aceptación, la discriminación y la desigualdad.

En otros casos los grupos religiosos minoritarios se enfrentan a burlas, críticas y la falta de respeto y sólo siete por ciento considera que no tiene problemas con su religión.

En contraste, más del 80 por ciento de la población está muy en desacuerdo o en desacuerdo con que las personas católicas tengan más derechos que las de otras religiones, porcentaje que alcanza prácticamente el 89 por ciento en niños, niñas y adolescentes de 12 a 17 años.

Entre los grupos de edad más jóvenes, más de dos terceras partes de la población aceptaría que en su casa vivieran personas de una religión diferente a la suya (cerca del 70 por ciento en los grupos de 12 a 39 años).

El funcionario federal dejó claro que la no discriminación a las personas que profesan una religión distinta y permitir que gocen de libertad para expresarse, es una obligación que compete al Estado y a la sociedad en su conjunto.

Según los resultados el 26 por ciento de la población piensa que no se respetan los derechos de las personas que no profesan el catolicismo.
El 35 por ciento de la población considera que "en mucho" la religión provoca divisiones en la sociedad, lo cual confirma la persistencia de un pensamiento que se opone a la diversidad religiosa.

El 70 por ciento de la población considera que es positivo que la sociedad esté compuesta por diferentes religiones.

Ricardo Bucio destacó que con esta información se busca motivar la reflexión en torno al papel que desempeñan las religiones en la construcción de la igualdad y de la centralidad de la dignidad humana, para contribuir al debate y al diálogo sobre este otro espacio social donde las formas de discriminación han encontrado huecos e impulsos.

El objetivo es promover la idea de que las religiones no deben ser factores de discriminación, ni crear imaginarios sobre qué es bueno o verdadero y en función de esto luchar contra cuestiones sociales, políticas o económicas.

Por el contrario, las religiones deben presentarse como expresiones de humanidad, de igualdad, de promoción de los derechos humanos y de diálogo entre personas e instituciones para lograr acuerdos de convivencia pacífica y trabajo común para el bien de toda persona.

¿Por qué las religiones han sido motivo o justificación de conflictos, divisiones, guerra, despojo, desconfianza, restricción de derechos y de libertades, sojuzgamiento y negación del diferente, del otro?, ¿porqué nuestras creencias y relaciones con lo otro no son suficientes para el respeto de la otredad humana?

(vía oem.com.mx)

Nota de Ateorizar: Pueden archivar esta noticia en el archivo de noticias obvias.

No hay comentarios: