sábado, 28 de julio de 2012

El factor religioso beneficia a Romney más que a Obama



  Según un sondeo de Pew Forum a Romney no le afecta negativamente ser mormón, pero a casi la quinta parte de los votantes le molesta las creencias religiosas de Obama.

  Tras la nominación del mormón Mitt Romney por el Partido Republicano, hubo especulaciones sobre el papel de las creencias religiosas de los candidatos. Una encuesta lo desmiente.
 
   Las creencias religiosas del presidente estadounidense, Barack Obama, y su rival republicano Mitt Romney no serán decisivas en la elección presidencial del próximo mes de noviembre, mostró el resultado de un sondeo publicado este pasado jueves.
 
  Y esto a pesar de que cerca de dos tercios de los votantes -el 67 por ciento- está de acuerdo con la afirmación: "Es importante para mí que un presidente tenga creencias religiosas firmes". Un porcentaje que ha cambiado poco en la última década en la respuesta a esta misma pregunta.
 
  Pero  aunque se aprecia que la persona tenga convicciones religiosas sólidas, el 66 por ciento se opone a que las confesiones o entidades religiosas apoyen a un determinado candidato político.
 
  Los resultados muestran que  el 60 por ciento de los votantes sabe que Romney es mormón y el 81 por ciento dice que esto no le importa. En cuanto a Obama (del que se duda si es cristiano evangélico o no) el 45 por ciento de los votantes está cómodo con su religión, pero al 19 por ciento le molesta.
 
  La encuesta telefónica fue realizada por el Pew Forum para la Religión y la Vida Pública del 28 de junio al 9 de julio.
 
  El sondeo entrevistó a 2.973 adultos, incluyendo 2.373 votantes registrados. El margen de error para los adultos fue de 2,1 puntos porcentuales y de 2,3 puntos porcentuales para los votantes.
 
   NO IMPORTA QUE ROMNEY SEA MORMÓN
   El 60 por ciento de los votantes sabe que Romney es mormón y el 81 por ciento dice que no le importa,  según la encuesta realizada por el Pew Forum. Estos datos casi no cambian con respecto a hace cuatro meses, durante las elecciones primarias republicanas. "La religión de Romney tiene poco impacto en las preferencias de los votantes", dice el reporte de Pew.
 
  "Los republicanos y evangélicos blancos (conservadores) apoyan de manera abrumadora a Romney, independientemente de sus creencias religiosas. Y los demócratas se oponen firmememente a él por otras cuestiones que nada tienen que ver con su religión", agrega el informe.
 
   OBAMA, "CADA VEZ MENOS CRISTIANO"
   Obama se manifiesta y define como cristiano evangélico, aunque la idea de que es musulmán persiste aún -casi cuatro años después de iniciar su presidencia- en un 17 por ciento de los votantes , que está convencido de que profesa esa religión (cinco pubntos más que en 2008). Este procentaje es mayor si se mira sólo la opinión de los republicanos conservadores, de los que el 34 por ciento dice que el demócrata Obama es musulmán, según el sondeo. "Nuestro sondeo sugiere que existe un fuerte sesgo partidista", explicó el investigador del instituto Greg Smith.
 
  Frente a esto, un total del 49 por ciento de los encuestados afirma que Obama es cristiano, una cifra menor al 55 por ciento que expresó esa misma opinión a fines de su campaña del 2008; mientras que el 31 por ciento afirma que desconoce con seguridad su religión.
 
   En cuanto a la importancia de la fe que profesa Obama, el 45 por ciento de los votantes está cómodo con la religión de Obama, un 5 por ciento dice que no es importante y el 19 por ciento sostiene que le molesta.

No hay comentarios: