miércoles, 22 de agosto de 2012

Romney se hace acompañar por la prensa a servicio religioso

El candidato republicano a la presidencia estadunidense, Mitt Romney, permitió por primera vez que la prensa lo acompañara a una celebración religiosa de inspiración mormona, a la que pertenece.


Reuters

Washington.- El candidato republicano a la presidencia estadunidense, Mitt Romney, permitió hoy por primera vez que la prensa lo acompañara a una celebración religiosa de inspiración mormona, a la que pertenece.

Su observancia del domingo fue un momento extraordinario para un candidato que protege celosamente su vida privada y rara vez habla de su fe mormona, destacaron observadores.

En la celebración, Romney leyó las Escrituras desde su iPad, mientras su nieto de dos años hacía malabares para después asegurarse de aceptar un trozo de pan blanco y una taza de agua.

El pan y el agua representan para su creencia espiritual la carne y la sangre de Jesús, y le fue entregado por un miembro del sacerdocio.

En otro momento con un gesto con la cabeza, animó a su esposa a salir de la banca y unirse al coro de las mujeres en una versión de "Tú me has dado mucho".

Este domingo, por primera vez y desde que se convirtió en candidato a la presidencia, Romney invitó a algunos reporteros a que lo acompañaran a los servicios de la iglesia cerca de su casa del lago en Wolfeboro, Nueva Hampshire.

Así, ofreció por primera vez al público una mirada a uno de los rincones más íntimos de su vida y en los ritos de una religión que es frecuentemente mal entendida.

La pareja Romney llegó cerca del mediodía a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Wolfeboro.

También llegaron su hijo mayor, Tagg, su esposa Jennifer, y sus seis hijos. En su camino, la familia fue recibida en el estacionamiento de una pareja de ancianos.
"Bienvenido de vuelta", dijo una mujer, dando a Romney un abrazo. Los esposos Romney cantaron himnos y se turnaban para la celebración de sus nietos durante el servicio, a la que asistieron unas 100 personas.

Romney vistió un traje azul marino y hojeó en algunos momentos un libro de ilustraciones con su nieto Johnny.

Escuchó atentamente mientras Ali Marriott, un miembro de la familia propietaria de la famosa cadena hotelera, pronunció una charla sobre su reciente trabajo misionero en Utah y California.

Los voluntarios fueron invitados a unirse al coro de las mujeres en el canto. Romney miró a su mujer, y suavemente y sin decir palabra le sugirió que se sumara.

La esposa del candidato y su nuera, ambas de pie, caminaron hacia el púlpito frente y junto con otras 40 personas - casi todas las mujeres de la congregación.

Todas comenzaron a cantar "Tú me has dado mucho", un popular himno mormón sobre el uso de las propias bendiciones para ayudar a otras personas.

La canción destaca en una de sus líneas: "Voy a dividir mis regalos de ti con todo hermano que yo vea, que tiene la necesidad de mi ayuda".

Después de la oración final, que pidió la dirección de Dios por el resto del día, Romney se secó los ojos y se dirigió a la escuela dominical, que no estaba abierta a los periodistas.

Aproximadamente media hora antes de que la última clase terminara, la pareja Romney salió de la iglesia con otra mujer de la congregación.

"Estás en problemas", dijo Romney, poniendo su brazo alrededor de la mujer. "Estás en problemas", repitió en tono de broma.

(vía radioformula.com.mx)

No hay comentarios: