martes, 28 de agosto de 2012

Sea cura, monja, imán o rabino a través del iPhone

Una aplicación permite "ordenarse a sí mismo"

"Ordain Thyself" trata en tono de humor la cuestión de las vocaciones

(CNN).- ¿Alguna vez te has preguntado cómo sería ser ordenado como sacerdote, rabino o imán? Si tienes un iPhone, podrías estar a tan sólo unos pocos tecleos de averiguarlo.

Esto es gracias a Tony Jones, teólogo residente en Solomon's Porch en Minneapolis, Minnesota, Estados Unidos, quien desarrolló una aplicación que permite a los usuarios de iPhone experimentar consagraciones simuladas de más de dos docenas de distintas creencias religiosas. Solomon's Porch es un ministerio cristiano que comenzó como una iglesia local, y que en la actualidad se autodenomina "una comunidad integral, cristiana y misionera".

La aplicación, llamada Ordain Thyself, no confiere ningún tipo de credenciales religiosas legítimas a los usuarios, pero permite a los propietarios del iPhone ver cómo se verían usando hábito religioso de diferentes clérigos y también muestra una breve y humorística descripción sobre la visión de distintas religiones.

Jones, un ministro ordenado, decidió crear la aplicación en parte para combatir lo que él considera es una incapacidad de los líderes religiosos de reírse de sí mismos y sus religiones.

"La religión realmente es un asunto serio", dijo Jones al blog Belief de CNN. "Pero un poco de comedia nos ayudaría a tomar las cosas más fácilmente".

Jones, también autor del libro The Church Is Flat: The Relational Ecclesiology of the Emerging Church Movement' (La Iglesia Plana: La Relación Eclesiástica de los Movimientos Religiosos Emergentes), dice que en general las reacciones sobre la aplicación han sido positivas, pero la tecnología no viene sin críticos.

Una mujer que es ministro luterano acusó a Jones de menospreciar el proceso de ordenación, que a menudo requiere de años de duro trabajo y estudios religiosos.

Jones, quien asistió a un seminario durante tres años previo a su ordenación, rechaza esas críticas.

Señala que, si bien la ordenación puede tratarse de un proceso oneroso dentro de muchas religiones, otras permiten a sus practicantes ordenarse en línea con un mínimo esfuerzo, y a cambio de una pequeña cuota.

"La ordenación, en muchos aspectos, depende del ojo de quien la observa", añade Jones.

Jones y su equipo también responden a quienes los critican a través de la página web de la aplicación, diciendo a los usuarios cuya sensibilidades religiosa ha sido ofendida que "encuentren una aplicación que les ayude a mejorar su sentido del humor".

La aplicación se anuncia como un producto de entretenimiento, pero Jones espera que los usuarios aprendan más sobre las religiones del mundo al jugar con la aplicación, meta que Johnnie Moore considera dudosa.

"Eso es mucho pedir", dijo Moore, vicepresidente de la Universidad Liberty, al blog de CNN. Agregó que la aplicación contribuye en muchas maneras a estereotipar los sistemas de creencias religiosas.

"Yo desearía que todo este tipo de esfuerzos se aplicaran en algo más educativo", dijo Moore, refiriéndose a que los estadounidenses realmente podrían beneficiarse de estos esfuerzos para comprender mejor las religiones del mundo.

Sin embargo, y a pesar de sus críticas, Moore, quien es un abierto defensor del uso de los medios tecnológicos y sociales para llegar a la gente de fe, considera la aplicación como algo "interesante para su propósito", siempre y cuando continúe presentándose como un producto para el entretenimiento.

"La contribución que tiene esta aplicación, y otras similares, es que ayudan a iniciar una conversación, y eso siempre es importante", dice.

Ordain Thyself permite a los usuarios explorar 28 posiciones de liderazgo en muchas de las religiones más importantes del mundo, así como con otras creencias menos comunes.

La aplicación incluso explora varias religiones de la cultura pop, como el Klingon de Star Trek, la Dudeist, fe inspirada en la película The Big Lebowski y la Iglesia del Monstruo del Espagueti Volador, que fue creada por Bobby Henderson, un ateo, en 2005.

(vía periodistadigital.com)

No hay comentarios: