martes, 4 de septiembre de 2012

Cuatro cristianos ingleses denuncian discriminación laboral por su religión

Cuatro cristianos ingleses han llevado al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), situado en la ciudad francesa de Estrasburgo, sus demandas por discriminación laboral por motivos religiosos, según informa la BBC.

Entre ellos, se encuentran la empleada de facturación de British Arways Nadia Eweida, que fue enviada a casa por no querer quitarse el crucifijo del cuello; y la enfermera Shirley Chaplin, que fue trasladada a un trabajo administrativo por motivos similares.

Los otros dos demandantes son el consejero sentimental Gary McFarlane, que alegó objeción de conciencia para no atender a parejas homosexuales; y la funcionaria del Registro Lilian Ladele, que fue sancionada después de negarse a celebrar uniones civiles entre personas del mismo sexo.

Los cuatro casos fueron desestimados por tribunales laborales diferentes. Ahora, pese a que cada uno los afectados se ha dirigido de manera individual al TEDH, están siendo vistos de manera conjunta. En cualquier caso, la decisión tardará en conocerse varias semanas.

En concreto, Eweida y Chaplin creen que Reino Unido "ha fallado al proteger su derecho a manifestar sus creencias religiosas", lo que es contrario al artículo 9 de la Convención Europea de Derechos Humanos.

Este artículo, según recuerdan, también establece "la libertad de manifestar su religión o sus convicciones individual o colectivamente, en público o en privado, por medio del culto, la enseñanza, las prácticas y la observancia de los ritos".

Además, afirman que las sentencias anteriores de los tribunales laborales ingleses han infringido el artículo 14 de la Convención, que prohíbe la discriminación basada en la religión. Mientras, Ladele sostiene que su derecho a un "recurso efectivo" fue violado; y McFarlane asegura que fueron violados el derecho a un juicio justo y el derecho a la intimidad.

En este sentido, este mismo año el organismo de control de la igualdad en Reino Unido, la Comisión de Igualdad y Derechos Humanos, señaló que los tribunales ingleses habían tomado la decisión correcta en los casos de Ladele y McFarlane, pero quizá "no habían dado suficiente peso" al artículo 9 de la Convención en los casos de Eweida y Chaplin.

(vía elmundo.es)

No hay comentarios: