viernes, 21 de septiembre de 2012

Intolerancia religiosa acosa a Francia en Pakistán.

En Pakistán.   Ayer, seguidores de la formación radical Jamat-e-Islami protestan contra el  video estadounidense que ataca a Mahoma.

Francia y Estados Unidos reforzaron ayer la seguridad de embajadas y escuelas en medio de temores de que las caricaturas de Mahoma publicadas en una revista francesa aticen la violencia que agita al mundo musulmán a causa de una película antiislámica.

Más de 30 personas han muerto desde la semana pasada en los ataques y manifestaciones que se desencadenaron por la difusión por Internet de extractos de la película ‘La inocencia de los musulmanes’. La cifra incluye 12 muertos en un atentado suicida perpetrado el martes en Afganistán.

El Canciller francés anunció que su país tomó“medidas de seguridad especiales” para proteger a sus embajadas, tras la publicación ayer de las caricaturas del Profeta de los musulmanes en el semanario Charlie Hebdo.

El viernes -día de oración para los mahometanos, a menudo seguida de protestas- Francia cerrará sus sedes diplomáticas y colegios en unos 20 países. En Túnez, los colegios permanecerán cerrados desde ayer hasta el próximo lunes. El gobernante partido islamista tunecino Ennahda dijo que los musulmanes tienen “derecho a protestar” pacíficamente, tras la publicación de las caricaturas.

Críticas al semanario

En París, una querella fue interpuesta contra Charlie Hebdo por “incitación al odio” en nombre de la Asociación siria para la libertad. Otra demanda por “difamación” e “injuria pública” fue presentada por la Asociación de Musulmanes de Meaux, una localidad a 42 km de París.

Los 75 000 ejemplares de Charlie Hebdo -cuyo sitio de Internet fue pirateado- quedaron rápidamente agotados, y una nueva edición estará en la calle el viernes. La Policía reforzó la seguridad en los alrededores de la redacción de Charlie Hebdo en París, cuyos anteriores locales fueron incendiados en noviembre de 2011 precisamente tras la publicación de un número que se burlaba de la sharia, la ley islámica.

Francia alberga la más importante comunidad musulmana de Europa: 6 millones de personas.

La dirección de la revista satírica Charlie Hebdo ratificó su postura al afirmar que “no nos doblegarán”. En la redacción hay sobre malestar y amargura por la reacción del gobierno socialista de Francois Hollande, quien defendió la libertad de expresión pero criticó la salida de las viñetas.

La Casa Blanca cuestionó ayer la decisión del semanario francés de publicar caricaturas del profeta Mahoma, pero destacó que nada de ello puede justificar la violencia. “Tenemos cuestionamientos al criterio que condujo a publicar tales cosas”, dijo el portavoz del presidente Barack Obama, Jay Carney. El vocero destacó además el apoyo de Washington a la libertad de prensa.

En cambio, la Liga Árabe anunció que representantes de países árabes y musulmanes preparan una medida internacional que penalice la blasfemia así como la ofensa a símbolos religiosos, tras la publicación de caricaturas de Mahoma en Francia y a pocos días de la difusión de un filme que desató la ira en el mundo islámico. “Estas cosas deben terminar”, afirmó el secretario general de la Liga Árabe, Nabil el Araby, y criticó fuertemente las viñetas.

Asimismo, el secretario de la ONU, Ban Ki-moon, pidió, ante la aparición del video y de nuevas caricaturas que se mofan de Mahoma, que no se abuse de la libertad de expresión, ya que es un derecho que no debería servir “para provocar y humillar los valores y las creencias” de otros pueblos.

Ban, en rueda de prensa en Nueva York, consideró“vergonzoso y de mal gusto” la publicación de caricaturas de Mahoma por la revista francesa Charlie Hebdo y la difusión en Internet de un video sobre el profeta del islam rodado en Estados Unidos.

En Francia, una tienda de productos kosher, de quien se asegura cumplir los preceptos de la religión judía, fue atacada dejando un herido leve. En Líbano, miles de seguidores del grupo libanés Hezbolá volvieron a salir a la calle para protestar contra EE.UU. y Francia por “difamar” al islam.

(vía elcomercio.com)

No hay comentarios: