domingo, 21 de octubre de 2012

La fe religiosa influye en voto latino

Alexis Fortunato recibe ayuda para inscribirse para votar de María Ervin, frente a un mercado en Charlotte. DIEDRA LAIRD / Staff Photographer

  <br /><br /> Alexis Fortunato recibe ayuda para inscribirse para votar  de María Ervin, frente a un mercado en Charlotte.<br /><br />
WASHINGTON -- El voto de los latinos varía según su religión: el apoyo al candidato demócrata a la presidencia de Estados UNidos, Barack Obama, es mayoritario entre católicos e hispanos sin afiliación religiosa, pero los protestantes evangélicos se muestran divididos, reveló el jueves el Pew Hispanic Center.

Esa división se expone también en el apoyo a los matrimonios entre personas de un mismo sexo: la mayoría global de los latinos se muestra a favor de estas uniones (52 por ciento), el doble que seis años atrás, pero los evangélicos mayoritariamente se oponen (66 por ciento), según la encuesta.
El apoyo al demócrata es contundente entre los hispanos sin afiliación religiosa, que apuestan por Obama en un 82 por ciento de los casos y sólo en un 7 por ciento por su rival republicano, Mitt Romney.

Entre los católicos latinos, el 73 por ciento se muestra partidario del candidato demócrata y el 19 por ciento del republicano, pero entre los evangélicos hay mucha más división.

De cada 10 protestantes evangélicos encuestados, cinco apuestan por Obama y cuatro por Romney.
Esta división se explica por “la doble realidad” en la que viven los protestantes evangélicos, argumentó a EFE Daniel Ramírez, profesor de la Universidad de Michigan especializado en religión norteamericana y latinos.

Según cree, por un lado están en contacto en sus iglesias con los líderes religiosos, con tendencia “al discurso derechista”, pero por otro no viven aislados de la comunidad hispana, los problemas de inmigración y “la xenofobia contra los latinos en los últimos 15 años”.
“Viven otra realidad que los blancos evangélicos y eso impide que los latinos evangélicos apoyen al 100 por 100 el programa de la supuesta derecha religiosa”, añadió Ramirez.

El profesor asegura que hoy día “hay discrepancia entre el público y la jerarquía religiosa en muchos asuntos”, ya que los votantes pueden defender posturas en asuntos públicos muy diferentes a lo que escuchan en las homilías cuando asisten a la iglesia.

Así los latinos que visitan la iglesia con cierta regularidad han escuchado mensajes sobre el aborto (en un 54 por ciento de los casos), la inmigración (43por ciento, los candidatos electorales (29 por ciento) y sobre leyes relativas a la homosexualidad (38por ciento).
Ese punto demuestra esa “discrepancia”, ya que los latinos se manifiestan mayoritariamente a favor del matrimonio entre gays y lesbianas y ese apoyo casi se duplicó en seis años.

El 52 por ciento de los latinos apoya estas uniones frente al 34 por ciento que las rechaza, según el estudio Pew.
Donde hay más partidarios es entre los hispanos sin afiliación religiosa (71 por ciento) y los católicos (54 por ciento); donde menos, entre los protestantes evangélicos (25 por ciento).

El apoyo entre latinos creció del 31 por ciento en el 2006 al 52 por ciento actual, un salto fuera de lo común que, según el profesor Ramírez, va más allá “del cambio generacional”.

Según el experto en latinos y religión, la opinión favorable al matrimonio gay se explica por el concepto “más amplio” de familia de los hispanos.

(vía elnuevoherald.com)

No hay comentarios: