sábado, 19 de enero de 2013

Un tribunal ruso niega a una de las Pussy Riot la petición para aplazar su pena

María Aliójina había pedido suspender durante nueve años su condena hasta que su hijo Filip alcanzara los 14

Rodrigo Fernández - Moscú
María Aliójina, una de las Pussy Riot encarceladas, tendrá que seguir en prisión después de que un tribunal de la ciudad de Bereznikí, en la provincia uralense de Perm donde cumple condena, rechazó su petición de aplazar el cumplimiento de la pena por nueve años, hasta que su hijo Filip llegue a los 14.

El tribunal estuvo de acuerdo con la posición de la Fiscalía, que estaba en contra de satisfacer la petición de Aliójina, de 24 años, ya que ella no había cumplido con sus obligaciones de educar a su hijo, según la acusación, y no se había reconocido culpable de gamberrismo ni se había arrepentido de su sacrílega actuación.

Aliójina fue detenida con otras dos miembros del grupo punk Pussy Riot después de que, en febrero del año pasado, este interpretara en la catedral moscovita de Cristo Redentor el rezo Madre de Dios, líbranos de Putin. De las cinco participantes, tres fueron arrestadas, juzgadas y condenadas a dos años de cárcel, que están cumpliendo Aliójina y Nadezhda (Nadia) Tolokónnikova. La tercera, Yekaterina Samutsévich, fue puesta en libertad condicional y las otras dos integrantes del grupo que participaron en el show anticlerical y que en su tiempo no fueron identificadas, lograron huir posteriormente al extranjero.

En noviembre pasado Aliójina había sido aislada debido a sus "tensas relaciones" con otras presas. Como explicó entonces el servicio de prensa penitenciario, esa medida fue tomada a petición de la joven, que temía por su seguridad. El portavoz penitenciario aclaró que Aliójina podría permanecer el tiempo que quisiera en esa celda aislada del resto de las presas y subrayó que se trataba de una celda individual y no de las que su usan para castigos.

Durante la vista hoy, la Fiscalía dijo Aliójina no tiene recomendaciones de la prisión ni ha sido distinguida por su buen comportamiento; por el contrario, ha tenido amonestaciones por quebrantar el régimen penitenciario. En cuanto a que tiene un hijo pequeño, esa "es una circunstancia que ya fue tomada en consideración por el tribunal a la hora de dictar sentencia, y este no ha establecido el surgimiento de nuevos atenuantes", declaró la jueza al rechazar la petición de suspensión de la pena.

Este veredicto es una mala noticia no solo para Aliójina: la otra Pussy Riot encarcelada, Tolokónnikova, que cumple condena en Mordovia, en la región del Volga, ha elevado un recurso similar (su hija Guera tiene cinco años de edad), pero todavía no se ha fijado fecha para ver esa causa.

(vía internacional.elpais.com)

No hay comentarios: