sábado, 23 de marzo de 2013

La Iglesia está indignada por “religión” de Chávez

image
Por Luzmila Mejía Smith - Maracaibo

Desde ese momento, el “líder redentor” acompaña a los “apóstoles” de sus ideales y proyectos de manera eterna. Su nombre siempre se ventila en cada uno de los discursos de su sucesor Nicolás Maduro, presidente encargado, como el único salvador de la sociedad venezolana luego de atravesar los descritos episodios mitificantes.

Se trata, a través de la retórica constante, de endiosar a Chávez como el Cristo de los pobres y consagrar en el colectivo un culto póstumo y permanente a su personalidad. La repetición de testimonios de adoración a una figura humana no son improvisaciones, al contrario. Para Ovidio Pérez Morales, obispo de Caracas, forma parte de una campaña muy bien orquestada en donde se utilizan todos los recursos del poder para transmitir una sola ideología.

Señaló que “es ponerle a Cristo una camisa roja” y utilizar su figura como líder de una corriente que odia, busca la lucha de clases y el exterminio de los que disienten. A su juicio, “es la negación de lo representado en el Hijo de Dios, quien murió por nosotros amando y teniendo presente que quien mantenga una idea diferente merece el mismo respeto sin atropello”.

A Cristo no solo lo vistieron con camisa de color. Su imagen o los santos que lo representan también se sustituyeron en diversos rosarios de cuentas rojas por una de un Chávez sonriente. Pérez Morales cree que esta manipulación de los símbolos religiosos y de expresiones con un sentido político, partidista y electoral deforma el significado de los elementos católicos y además hiere la fe auténtica y divina de la población venezolana.

“La instrumentación de signos y expresiones lo hacen para aprovecharse de la religiosidad de la población con el fin de afianzarse en el poder, de atornillar una determinada ideología política. Una religión manipulada en favor del poder es de tipo materialista y, por tanto, anticristiana”.

Quizás es primera vez que se vive en la historia de Venezuela algo semejante. Pero la mitificación o envanecimiento de alguien en exceso se apoderó de pasados sistemas totalitarios bajo la figura de dictadores como Hitler o Stalin, quienes a través de la exaltación pasaban de un mundo terrenal a uno supraterrenal, fuera del humano, donde se convertían en los grandes benefactores de la población.

La mitificación, recordó el obispo, no proviene de círculos cristianos. Católicos, judíos, mulsumanes y otros creyentes tienen un solo Dios que no se alinea con una corriente ideológica partidista.

Monseñor Roberto Lückert, arzobispo de Coro, destacó que no va acorde un dirigente político con uno religioso. “El expresidente fue un líder de trascendencia nacional, pero llevarlo al puesto de la religiosidad es un abuso y atropello para las creencias en Venezuela”.

Es necesario, acotó, un respeto a los símbolos religiosos y a la misma figura de Cristo, que trata de ser manipulada. La lucha política debe mantenerse bajo unos parámetros civiles y culturales. Quienes veneran a un solo Dios y traducen su fe con base en su comportamiento detectan la profanación como una fórmula desesperada de atornillarse en el poder.

El kit de adoración

La utilización de un rosario con la imagen del Presidente fallecido es una creación del mercadeo político del actual régimen. El sistema de oración color rojo con la fotografía destacada de un Chávez sonriente con la banda presidencial en el centro comenzó a comercializarse como parte del “kit de la capilla ardiente” durante su velorio. Para monseñor Roberto Lückert, arzobispo de Coro, es un irrespeto hacia cualquier método de oración.

A las tiendas esotéricas de Maracaibo aún no llega ni estiman venderlo. Los comerciantes del casco central consideran que por razones políticas la pieza no tocará sus tiendas, por lo menos “por ahora”. Sin embargo, en Caracas (avenida Baralt al sur 4) y Barquisimeto (El Manteco, centro) la gente se anota en listas de espera para obtener un busto de Chávez al cual se le pueda rendir culto. De 60 a 100 bolívares pretenden comercializar la imagen, a partir de la próxima semana, según reseñan los diarios locales.

Menciones de campaña

“Si nuestro comandante Chávez ha sido bautizado el Cristo redentor de los pobres de América, nosotros somos sus apóstoles”. (Nicolás Maduro, presidente encargado).

“El domingo 14 de abril va a ser domingo de resurrección, domingo de victoria popular, domingo de Cristo redentor de los pobres de América”.

“Vamos a convertirnos en los protectores y redentores también de esos pobres”.

“Si hay alguien que se ganó la vida eterna, ese es Hugo Chávez”.

“Nosotros sabemos que nuestro comandante ascendió hacia esas alturas y está frente a Cristo; alguna cosa influyó para que se convoque a un Papa suramericano”.

“Chávez es un Cristo, padeció por su pueblo, fue asesinado por un imperio, murió joven. Reúne todas las características, llena todos los requisitos para ser un Cristo; además, hizo milagros en vida”. (Comunicado PDVSA-CPV)

“Chávez resucitará como Jesucristo”. (Mahmud Ahmadineyad, presidente iraní)

(vía iphone.acn.com.ve)

1 comentario:

Francisco Milian Leon dijo...

Se trata de una manipulación tan burda que resulta vergonzosa. A este culto retrógrado se han vendido pastores evangélicos y sacerdotes católicos, lo cual prueba que las religiones están llenas de individuos que más que líderes espirituales son traficantes de almas.