domingo, 28 de abril de 2013

El padre de uno de los islamistas "no es capaz de matar, la religión lo impide"

image

Nou Mediouni. Imagen: EFE

El padre de uno de los dos presuntos islamistas detenidos el pasado martes en Zaragoza y Murcia, Kadur Mediouni, ha defendido este viernes en la Audiencia Nacional la inocencia de su hijo Nou y ha puesto de manifiesto que "no es capaz de matar ni una hormiga ni un conejo". Preocupación por la relación con Al Qaeda

"Lo conozco muy bien, no puede matar ni una hormiga ni un conejo, ¿cómo va a matar a personas?", ha asegurado a las puertas de la sede judicial en la que su hijo y el otro arrestado prestarán declaración esta mañana ante el juez Santiago Pedraz. "Él no es un lobo solitario", ha añadido.

Kadur ha agregado que los musulmanes practican "una religión muy sagrada" que prohíbe "matar gente" y ha asegurado que es un chico "poco agresivo que nunca discute y que trata muy bien a los vecinos". "Tiene muy buena educación", ha puesto de manifiesto.

"Mi hijo no tiene nada que ver, es una persona tranquila que está en casa, sale poco a la calle". También ha indicado que "nunca ha viajado a Mali".

Un perfil terrorista

Los dos presuntos 'lobos solitarios' a los que el Ministerio del Interior atribuye un perfil similar al del asesino de Toulouse (Francia) o los responsables del atentado en la maratón de Boston (Estados Unidos) declararán esta mañana ante el juez Pedraz, informaron fuentes jurídicas.

Tras su arresto, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, destacó que el perfil de ambos "responde al de 'lobo solitario' como Mohamed Merah en Francia (el autor de los asesinatos de Toulouse) o los dos hermanos chechenos responsables del atentado en la maratón de Boston".

De igual modo, aseguró que existían "indicios más que fundados" para proceder a su detención ya que, según dijo, integraban una célula afín a la red de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI).

La investigación de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional llevaba en marcha un año y con su detención "se evitan riesgos mayores", según advirtió Fernández Díaz, quien otorgó especial relevancia a los registros de sus domicilios para poder "acreditar" el grado de integración en la citada célula terrorista.

Por su parte, el arrestado en Murcia tenía varios antecedentes relacionados con la delincuencia común y actualmente se encontraba en paro. Cuando la Policía se presentó en su domicilio para proceder a la detención, el sospechoso comenzó a tirar paquetes con teléfonos móviles por el balcón de su piso, según relató uno de los vecinos.

(vía ecodiario.eleconomista.es)

No hay comentarios: