jueves, 18 de abril de 2013

La oposición acusa a la Iglesia de "chantajear" al Gobierno a cuenta del Aborto

ICV cree que Rouco actúa como vicepresidente del Ejecutivo

Rosa Díez y Mariano Rajoy.

La decisión del Gobierno de reformar la ley del Aborto ha conseguido una casi unánime crítica en el seno de la oposición, que ha acusado a la Iglesia de hacer "chantaje" al Ejecutivo popular.

Así, la portavoz de UPyD en el Congreso, Rosa Díez, ha exigido hoy al Gobierno que "no se deje chantajear" por nadie en la reforma de la ley del aborto que prepara, "tampoco por la Iglesia".

En declaraciones a los periodistas en la Cámara, la líder de UPyD no ha entrado a considerar si la Iglesia está o no presionando al Ejecutivo para que la reforma de la ley del aborto se ajuste a sus planteamientos porque cree que lo importante es que el Gobierno no sucumba a ninguna coacción.

Tampoco ha querido valorar lo que ha calificado de "ocurrencias" del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, sobre la ley del aborto y ha dicho que esperará a tener el texto final para discutir sobre él.

Y lo hará así, ha explicado, porque desde que Ruiz-Gallardón es responsable de Justicia "no ha hecho más que anunciar una cosa por la mañana, corregirla por la tarde y al día siguiente escribir la contraria".

PSOE: "se paseaban del brazo por las calles"

Por su parte, la portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha acusado hoy a la Iglesia de intentar chantajear al Gobierno del PP en el tema del aborto en pago a los "compromisos" adquiridos cuando se manifestaban juntos "del brazo y por las calles" en los años de mandato de José Luis Rodríguez Zapatero.

Rodríguez, en rueda de prensa posterior a la reunión de la Junta de Portavoces de la Cámara baja, se ha mostrado muy crítica con la posibilidad de que el Ejecutivo reforme la ley de interrupción voluntaria del embarazo siguiendo las instrucciones de la jerarquía eclesiástica. "No se puede modificar una ley que coarta, que elimina y que limita la libertad de ciudadanas de este país al dictado de una determinada confesión religiosa", ha subrayado Rodríguez, antes de apostillar: "Al BOE no se pueden llevar principios morales, no se puede llevar un catecismo".

Tal y como ha avanzado esta mañana la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, los socialistas plantearán que se cambien los acuerdos con la Santa Sede si el Gobierno del PP, como anunció ayer el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, modifica la ley del aborto.

El PSOE, ha agregado Rodríguez, "no va a permitir que se rompan las reglas de juego en absoluto", porque España es un país aconfesional y las leyes no se modifican "siguiendo la moral o los dictados de una determinada confesión religiosa". Y "si se rompen las reglas del juego", las normas sobre las que se ha construido el consenso y la convivencia, "el PSOE también las romperá" y planteará una reforma de todo el cuerpo legislativo que ha sustentado estas normas de juego y de consenso.

Un mensaje que Rodríguez ha querido enviar esta advertencia de forma directa tanto a la Iglesia como la Gobierno del PP, a quienes ha reprochado que durante ocho años se manifestaran juntos "del brazo y por las calles" contra las políticas de Zapatero. A su juicio, el PP debe superar aquella etapa ahora que gobierna y saber que sus decisiones tienen que estar guiadas por el interés general.

Ley de transparencia

Gallardón, el Gobierno y el PP -ha agregado- "no pueden someterse a ningún chantaje ni a ninguna imposición venga de donde venga", porque eso es "intolerable". Soraya Rodríguez no ha precisado, sin embargo, cómo se plasmaría esta amenaza del PSOE de promover la ruptura de los acuerdos con la Santa Sede.

También ha señalado, a preguntas de los periodistas, que la Iglesia debe estar incluida en la futura ley de transparencia, dado que más de un 40 por ciento de su presupuesto procede de dinero público.

Además, se ha quejado de que la Mesa del Congreso haya decidido no admitir una pregunta formulada por la diputada socialista Susana Ros sobre unas palabras del obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, comparando el aborto con un "holocausto silencioso". "Parece que una diputada -ha lamentado Rodríguez- tiene menos derecho a preguntar al Gobierno que un obispo".

PNV: No a cambiar la ley

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, considera que el Gobierno no debe dejarse influenciar por la presión que sobre él ejerce la Iglesia Católica, ni tampoco debe modificar la actual Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) de 2010, dado el consenso que se alcanzó en su tramitación durante la legislatura pasada.

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, ha recordado que dentro de la coalición de Convergència i Unió existen posiciones dispares en torno al aborto, que deberán estudiarse cuando el texto de la reforma en la que trabaja el Ejecutivo llegue al Congreso.

Sobre si considera excesivas las declaraciones del UPyD y el PSOE, que tachan de "chantaje" que el Gobierno ceda ante la Iglesia ante esta reforma legislativa, Duran ha señalado que el PP, igual que en su día el PSOE, tiene todo el derecho de hacer los cambios normativos que considere oportunos desde el Gobierno.

"Igual derecho que tuvo el PSOE lo tiene el PP y este argumento de que no era el momento de tocar la Ley del Aborto fue el mismo que se usó contra el PSOE, razón por la cual no nos entienden los ciudadanos, estamos siempre en un juego partidista, y es razón por la que la gente nos va a enviar a un sitio que yo sé y a usted también --en referencia a la periodista que le ha preguntado--", según ha señalado el nacionalista catalán.

Respecto a las afirmaciones del portavoz del PNV, Aitor Esteban, que no ve adecuado modificar la ley del aborto porque obtuvo el consenso en la anterior legislatura del PSOE, el portavoz de CiU en el Congreso sí ha recordado que esta normativa no salió con el acuerdo de todas las fuerzas políticas.

Preguntado por las afirmaciones del diputado de ICV, que dice que ve al presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Antonio María Rouco Varela, como el vicepresidente del Gobierno al pedir el pasado lunes la derogación de la Ley del Aborto y del matrimonio homosexual, Duran cree que es "ridículo" realizar esta afirmación, con los problemas que tiene España actualmente.

(vía Rd/Agencias)

No hay comentarios: