viernes, 3 de mayo de 2013

La mayoría de musulmanes apoya la sharia, pero con matices

WASHINGTON — La mayoría de los musulmanes en el mundo quiere instaurar la sharia, la ley islámica basada en el Corán, los dichos del profeta Mahoma y las normas de los expertos religiosos, aunque con opiniones dispares sobre lo que abarca, indicó un estudio este martes.

Este amplio estudio, realizado por el Centro de Investigaciones Pew de Estados Unidos, fue llevado a cabo desde 2008 hasta 2012, con 38.000 personas en 39 países. La investigación se centró en el tema 'Religión, Política y Sociedad' en la gran comunidad musulmana de 1.600 millones de personas, la segunda religión más grande del mundo después de la cristiana.

La mayoría de los musulmanes, especialmente en Asia, África y Medio Oriente, quiere instaurar la sharia, con diferencias según las áreas geográficas -el 8% en Azerbaiyán; el 99% en Afganistán -, afirma el estudio de Pew, el cual atribuye estas divergencias a la historia de los países y a la separación entre Iglesia y Estado.

El estudio muestra que la aplicación de la sharia es especialmente deseable en el ámbito privado, para regular los negocios familiares o de propiedad, por los musulmanes que viven en los países o integran tribunales religiosos de este tipo.

La ejecución de los musulmanes conversos a otra religión, el castigo de azotes y el corte de manos por robo recogen una minoría de opiniones favorables, excepto por una amplia mayoría en Afganistán y Pakistán, y un poco más de uno de cada dos en Medio Oriente y África del Norte.

También son mayoría quienes quieren acordar la libertad de culto de otras religiones. En Pakistán, por ejemplo, el 84% quiere ver la sharia instaurada en la ley del país y el 96% cree que la libertad de religión es "algo bueno".

La mitad de los musulmanes está preocupada por el extremismo religioso en el país, sobre todo en Egipto, Túnez e Irak.

En la mayor parte de los países, una mayoría de mujeres y hombres cree que la mujer debe obedecer al marido, especialmente en Irak, Marruecos, Túnez, Indonesia, Afganistán y Malasia, pero la mayoría también cree que una mujer debe ser capaz de decidir por sí sola si usa o no velo.

La mayoría de los musulmanes no siente una tensión entre su religión y la vida moderna, prefiere un régimen democrático, disfruta de la música o las películas occidentales, incluso si piensa que esta cultura socava la moral.

Una gran mayoría considera inmorales la prostitución, la homosexualidad, el suicidio o el alcohol, pero la opinión sobre la poligamia es divergente (el 4% la considera moralmente aceptable en Bosnia-Herzegovina, contra el 87% en Níger).

Sólo Afganistán e Irak excusan mayoritariamente los "crímenes de honor".

La violencia en nombre del Islam es ampliamente rechazada, pero aprobada por significativas minorías en Bangladesh, Egipto, Afganistán y los territorios palestinos.

El 81% de los musulmanes estadounidenses cree que "nunca" se justifica este tipo de violencia, frente a una media promedio del 72% en el resto del mundo, añadió el estudio.

(vía google.com)

No hay comentarios: