viernes, 7 de junio de 2013

Detienen a jóvenes sauditas por presuntamente “insultar la religión”

Un pequeño retrato de Hadeel Mohammed Escrito por Hadeel Mohammed

Traducido por Sonia Ordóñez

Dos jóvenes sauditas fueron detenidos en la capital Riad por la Comisión de la Promoción de la Virtud y la Prevención del Vicio (CPVPV, por sus siglas en inglés) [en] por presuntamente insultar a la religión [ar]. Bader Al-Rasheed @BAlrasheed [ar] y Abdullah Al-Bilasi @3bdlla [ar] compartieron su historia en Twitter.

Según Al-Rasheed, estaban sentados frente a un café cuando un coche de la CPVPV pasó llamando a la gente a salir de la zona para rezar las oraciones de la tarde. Dijo que discutió con el miembro de la CPVPV sobre si sentarse en lugares públicos durante las horas de oración era ilegal.

Al-Rasheed más tarde tuiteó [ar]:

@BAlrasheed: لأني أول مرة أسمع بهذا النظام ولعلمي بأن الهيئة ومعظم الأجهزة الأمنية أحياناً يتصرفون حسب مزاجهم ويختلقون لك قوانين غير موجودة
رحت للجمس وسألت: هل هناك قانون يمنع الجلوس في الأماكن العامة وقت الصلاة؟

@BAlrasheed: Puesto que era la primera vez que oía hablar de esta ley y la heya’ (así es como se conoce a la CPVPV informalmente) actúa a veces de forma arbitraria, fui hacia su coche y pregunté: ¿existe una ley que prohíba estar en lugares públicos durante las horas de oración?”

El empleado respondió que es ‘haram’ (está prohibido por la religión), pero Al-Rasheed interrumpió diciendo:

@BAlrasheed: قاطعته وقلت: لا تقول لي يقول الرسول صلى الله عليه وسلم، فيه قانون؟ الحديث نصيحة وأنا حر أعمل بها أو لا و(لا إكراه في الدين) أما القانون فهو عقد اجتماعي بين المواطن والحكومة وهذا الشي اللي أنا ملزم به فقط.

@BAlrasheed: No me digas lo que dice la religión, ¿hay una ley? La religión es una cuestión de elección personal. Lo que tengo que cumplir es la ley.

Según Al-Rasheed, el empleado se enfadó y le pidió su tarjeta de identificación y la de su amigo.

Entonces, el miembro de la CPVPV comenzó a amenazarles y a incitar al agente de la policía a tomar medidas contra ellos. Minutos después, otro coche de la CPVPV y un coche de la policía llegaron para arrestarles y los trasladaron a la comisaría de policía de al-Sulaimaniyah.

Al-Bilasi habló sobre las condiciones inhumanas en las celdas: ”Era pequeña y estaba abarrotada de gente. No había camas ni colchones”, dice. “Dormimos en el suelo. Le pedí a un oficial que me dejase dormir en el pasillo, pero él simplemente me maldijo”, añade.

A la mañana siguiente, les llevaron, esposados, a la Oficina de Investigación y Enjuiciamiento. Al llegar allí, les llevaron a una pequeña habitación donde esperaron durante horas antes de que les llamaran por separado para su investigación. El investigador dijo a Abdullah que con los miembros de la CPVPV y los agentes de policía “no se debe discutir sino que hay que obedecerles”.

Su pesadilla terminó cuando fueron liberados después de que sus padres pagaran la fianza, a pesar de que el investigador llamó lo que había ocurrido un “malentendido”. El policía religioso no quedó satisfecho y exigió que los dos hombres fuesen juzgados.

De forma aun más absurda, al-Bilasi y al-Rasheed informaron [ar] de una extraña historia sobre un hombre libanés que conocieron en la comisaría de al-Sulaimaniyah, que fue arrestado por una ¡”sonrisa religiosamente ilegítima”!

من أظرف القصص في التوقيف.. لبناني يعمل في السواني في الفيصلية محكوم عليه بخمس أيام. التهمة: “ابتسامة غير شرعية”

@balrasheed: Una de las historias más extrañas que nos encontramos durante nuestra detención fue la de un vendedor libanés que fue condenado a cinco días de prisión. Su delito: “una sonrisa no conforme a la Sharia”.

El incidente ocurrió el 25 de marzo de 2013.

(vía es.globalvoicesonline.org)

No hay comentarios: