viernes, 14 de junio de 2013

La clase de Religión pierde alumnos cada año en Aragón

Paula Figols - Zaragoza

El número de alumnos de Primaria que elige Religión en la escuela pública pasa del 84% al 69% en una década. Son solo el 29% en la ESO y el 15% en Bachillerato.

http://1.bp.blogspot.com/_J-oN8KCzVDw/S8mDXAsVpzI/AAAAAAAAAjY/qtxFJKzabmc/s400/cristo_clase_religion.JPG

Mientras el Gobierno prevé aumentar la presencia y la importancia de la Religión en la escuela con la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), los datos indican que la clase de Religión Católica pierde alumnos progresivamente. En Aragón, el número de alumnos de la escuela pública que elige esta materia en Primaria ha pasado del 84% al 69% en una década, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Educación.
El informe "Las cifras de la educación en España" (edición de 2013, con datos del curso 2010/11) recoge que el 76% de los alumnos de Primaria de todos los centros aragoneses (públicos, concertados y privados) elige Religión Católica, el 22% cursa la alternativa a Religión ("Atención educativa") y el 1,4% otras religiones (Evangélica o Islámica).

Aragón está ligeramente por encima de la media española: un 72%. Las comunidades autónomas con mayor porcentaje de alumnado de Religión son Extremadura y Andalucía (por encima del 80%). En el otro extremo están el País Vasco (51%) y Cataluña (41%).

Las cifras sobre la enseñanza de la Religión en Aragón cambian mucho según el tipo de centro y la etapa educativa. En Primaria, el porcentaje de alumnos que eligen Religión Católica es del 66% en los centros públicos, 85% en los privados y 87% en los concertados.

"Conforme aumenta la edad disminuye el interés por la Religión. Tenemos la impresión de que tras la celebración de la Primera Comunión, baja el interés de los alumnos y sus familias por la asignatura", afirma Pedro García, miembro del Movimiento Hacia un Estado Laico (MHUEL) y profesor de la Universidad de Zaragoza.

La evolución de Primaria a Secundaria es muy significativa: en los centros públicos aragoneses el porcentaje de alumnos que cursan Religión Católica pasa del 66% (en Primaria) al 39% (en la ESO) y el 15% (en el Bachillerato).

Diez millones de euros para pagar a los profesores de Religión

El coste de los profesores de Religión Católica en los colegios e institutos públicos aragoneses es de casi 10 millones de euros al año, según datos del Ministerio de Educación. El Ministerio paga a los profesores de Educación Infantil y Primaria. En 2012, supuso 7,3 millones de euros.

Por otro lado, el Gobierno de Aragón paga el sueldo del profesorado de Religión de Secundaria. El curso pasado pagó 2,2 millones de euros para los 109 profesores de Religión Católica y cinco de Evangélica, según explicó Izquierda Unida en una rueda de prensa, tras recibir la información del Gobierno de Aragón.

FAPAR y MHUEL piden que la Religión salga de la escuela

Tanto MHUEL como la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Aragón (FAPAR) reclaman que la Religión salga de la escuela y son muy críticos con la nueva 'Ley Wert', que impulsa la asignatura de Religión y la hace computable para el expediente académico.

"La 'Ley Wert' responde a presiones de la Conferencia Episcopal, que trata de poner freno a la reducción paulatina en la matrícula de Religión. Tampoco nos parece bien la alternativa, Atención Educativa, porque queda al albur de cada centro y cada profesor", afirma Pedro García.

"Nosotros entendemos que la Religión debería salir del currículum escolar. La religión es un asunto privado y debería tratarse en otros espacios, como la casa o la iglesia. La separación de chavales en la escuela según las creencias de sus padres es una segregación. Además esta asignatura es criticable por el coste económico que supone su financiación", añade Pedro García.

"La Religión debe estar fuera del horario lectivo. Desde el más profundo respeto a todas las creencias, estas forman parte del ámbito privado del individuo y, por lo tanto, no deben estar en el periodo de aprendizaje común de todos. Por otra parte, no vemos cómo se puede evaluar la fe, ya que las religiones son doctrinas y creencias. La LOMCE es un retroceso importante. Hace computable la Religión para el expediente académico. Ahora es evaluable, pero no cuenta para el expediente", explican desde FAPAR.

Por su parte, desde la Federación Cristiana de Asociaciones de Padres de Alumnos de Aragón (Fecaparagón), su presidente Pedro Martínez señala que “para nosotros, la asignatura de religión es una opción igual que puede ser Atención Educativa. Tiene que ser libremente elegida por los padres, pero consideramos muy positivo que no sea una maría. El estudio del hecho religioso me parece muy positivo, la religión no estudia solo el catecismo, la historia de las religiones forma parte de nuestra cultura. Nosotros creemos que es parte importante de la educación de una persona, porque le complementa de forma positiva tanto en su educación científica como humanística".

Con la normativa actual (aún no se sabe cómo será con la LOMCE), los alumnos de Infantil tienen una sesión o dos de Religión Católica a la semana; los de Primaria, una o dos (depende de los cursos); en 1º de la ESO, dos horas, y de 2º a 4º de la ESO y en Bachillerato, una hora.

FAPAR también critica la pérdida curricular que supone para los alumnos de religiones minoritarias. Por cuestiones organizativas, muchas veces tienen Religión, mientras sus compañeros de clase están cursando otra materia (como Matemáticas, Lengua, Inglés, etc.).

(vía heraldo.es)

No hay comentarios: