miércoles, 26 de junio de 2013

Los ateístas profesan la reflexión filosófica

En el Museo Nahim Isaías.  Eduardo Espinoza, Diane Rodríguez y Gustavo La Mota, de los ateístas. Elena Paucar/ EL COMERCIO

Eduardo Espinoza, Diane Rodríguez y Gustavo La Mota, de los ateístas.

Elena Paucar/ EL COMERCIO 

Ciencia. Reflexión filosófica. Evolución. Son los principios que busca divulgar la Asociación de Ateístas del Ecuador, AAE, que se estrenó el pasado fin de semana en Guayaquil. Unas 30 personas acudieron a la inau­guración, en el museo Nahím Isaías. Hombres, mujeres, niños. Todos escucharon atentos los postulados de los líderes del grupo.

El psicólogo Eduardo Espinoza, vicepresidente de AAE, promulgó el inicio de la "época de los que no se dejan engañar, de los librepensadores sin el obstáculo de una tradición".

Junto al podio, rostros del pensador británico Bertrand Rusell, en pop art, observaban solemnes. Para Rusell, filósofo ateo, la religión no es vital. Gustavo La Mota, presidente del grupo, reafirmó esa tesis y dijo que el ateísmo es una relación personal con la realidad.

"Aunque es decisión personal no creer en Dios, buscamos agruparnos en un organismo que defienda a los librepensadores cuando son víctimas de bullying religioso, o cuando por ser ateo te botan del trabajo, te denigran, te marginan".

Este movimiento no es tan reciente en el país. Surgió en el 2010, en pequeñas reuniones. El año pasado se extendieron en Internet, a través de blogs.

La Mota proclama que la Constitución, en su artículo 66 inciso 8, garantiza la conformación de AAE. "Ahí menciona que el Estado protegerá la práctica religiosa voluntaria, así como la expresión de quienes no profesan religión alguna, y favorecerá un ambiente de pluralidad y tolerancia (…) Nos declaramos libres de dogmas", dijo.

Los librepensadores creen en la defensa del matrimonio igualitario, apoyan la despenalización del aborto y la eutanasia.

Muchos fueron católicos, evangélicos o pasaron por el panteísmo y el agnosticismo.

A ratos, el acto de inauguración tomaba un tono de ritual. Una mujer rechazó enérgica que los sacerdotes educasen a su hija pequeña. Y un hombre reprochó vivir rodeado por pastores evangélicos.

La ruta de este año para los ateístas de Guayaquil ya está marcada. En julio harán la caminata Por la tolerancia y la razón, en el Malecón 2000. El 15 de septiembre realizarán un homenaje a uno de sus inspiradores, el británico Charles Darwin, creador de la Teoría de la Evolución.

Por el Día de los Difuntos darán charlas sobre la eutanasia y la pena de muerte. Y el 25 de diciembre conmemorarán el cumpleaños del filósofo, físico, y matemático inglés sir Isaac Newton.

En el acto de presentación del grupo ateísta se proyectó el testimonio de Jill Bolte Taylor, una neuroanatomista que estudió por años el cerebro humano para comprender la esquizofrenia de su hermano. Ella experimentó una hemorragia cerebral. Su recuperación tomó ocho años.

80 Por ciento de los ecuatorianos dice tener alguna filiación religiosa.

(vía elcomercio.com)

No hay comentarios: