miércoles, 31 de julio de 2013

Hoy, Papa Francisco pide tolerancia para los gays; ayer, Bergoglio los llamó "discípulos del diablo"

image

El entonces Jorge Mario Bergoglio
Hoy el Papa Francisco declaró que los homosexuales deben ser incluidos socialmente, en 2010 prácticamente los llamó discípulos del mal cuyo plan era destruir el plan de Dios.

Roma.- El Papá Francisco advirtió que no era quien para juzgar a los homosexuales, refiriéndose a la "mafia gay" (lobby gay) en El Vaticano. Esto durante una conferencia de prensa a bordo del avión que lo llevó de regreso a Roma luego de su visita a Brasil.

Pero al parecer algo ha cambiado en el interior de su Santidad, pues apenas en 2010, mientras se realizaba el debate sobre el matrimonio gay en Argentina, el entonces arzobispo de Buenos Aires luchó apasionadamente contra su legalización, asegurando que se trataba de un "ataque destructivo contra el plan de Dios" y una "maniobra del diablo"; además sobre la adopción por parte de parejas homosexuales, Jorge Mario Bergoglio dijo que era una "forma de discriminación y abuso sobre los niños".

En 2010, Bergoglio escribió una carta dirigida a las monjas Carmelitas, en la que instruía sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo. La misiva decía que el matrimonio gay representaba "un riesgo a la identidad y supervivencia de la familia: padre, madre e hijos".

"Pone en peligro la vida de muchos niños que se colocan en desventaja inmediata al ser privados de los cuidados humanos que Dios quiso sean dados por un padre y una madre. Es un rechazo directo de la ley de Dios".

"No seamos ingenuos: no se trata de una simple lucha política, es un ataque destructivo contra el plan de Dios". Bergoglio advirtió que el matrimonio gay en Argentina, no era una simple propuesta legislativa, aseguró que se trataba de una maniobra del "padre de la mentira" (el Diablo) para confundir y engañar a los hijos de Dios.

"Pidamos con fervor a San José, María y al Niño Jesús que defiendan a la familia argentina en este momento... que nos apoyen, defiendan y acompañen en esta guerra de Dios", animó en ese entonces el ahora Papa.

No obstante las advertencias de Bergoglio, la ley fue aprobada con el apoyo de la presidenta de Argentina Cristina Fernández de Kirchner. Fue así que Argentina se convirtió en el primer país latinoamericano en aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

En la actualidad se llevan reformas en todo el "mundo occidental" para aprobar el matrimonio gay y la adopción por parte de parejas del mismo sexo, tal vez esto sea lo que esté provocando el cambio en la visión del Papa Francisco, quien ahora vea en la Comunidad LGBT (Lésbico, Gay, Bisexual, Trans), su última esperanza para mantener de pie a la débil Iglesia Católica.

(vía sdpnoticias.com)

No hay comentarios: