martes, 13 de agosto de 2013

El PP abre la puerta a reducir el peso de Religión en la Lomce

La portavoz de Educación dice que el carácter de evaluable que le concede la nueva regulación «no es una línea roja» ni un elemento «sustancial»

 
El PP suaviza su postura con respecto a la asignatura de Religión y abre la puerta a que caiga su relevancia en el currículum escolar que le concede la nueva normativa que prepara el Gobierno. La responsable de Educación de los populares y portavoz en la materia en el Congreso de los Diputados, Sandra Moneo, considera que el carácter evaluable que le concede a la asignatura el proyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) no es una «línea roja» en la tramitación parlamentaria ni se considera un elemento «sustancial» de la reforma del sistema.
 
En una entrevista concedida a la agencia 'Europa Press', Moneo dejaba así abierta la puerta a que este aspecto de la norma, que ha suscitado las críticas de los grupos de la oposición y de una parte importante de la comunidad educativa, pueda sufrir alteraciones durante la tramitación de las enmiendas parciales a la Lomce, que comenzarán a debatirse el mes que viene.
 
«Hay elementos (en la ley) que constituyen un antes y un después en el sistema educativo, y luego hay otros sobre los que trabajaremos en las próximas semanas. Pero sería muy aventurado por mi parte marcar líneas rojas más allá de las cuatro o cinco elementos fundamentales», ha señalado preguntada por la asignatura de Religión, tras afirmar que su grupo está «valorando todo el conjunto de enmiendas».
 
Así, existen en la norma «elementos sustanciales que serían difícilmente cuestionables» por parte del Grupo Popular, entre los que Moneo no incluye la asignatura de Religión y sí las evaluaciones externas al término de cada etapa, las medidas orientadas a la autonomía de los centros o el planteamiento de la FP.
 
«Nosotros nunca hemos hecho batalla política de la asignatura de Religión ni lo pensamos hacer, entre otras razones porque creemos en la libertad, y la libertad es la que tiene que presidir la elección de las familias», ha declarado. La diputada popular ha recordado que la previsión en la Lomce es que sea «de oferta obligatoria y de elección voluntaria», en línea con los acuerdos Iglesia-Estado. Con esta ley, «que no es un capricho del Gobierno sino el cumplimiento de un tratado» internacional, «nadie que no quiera estudiar Religión tendrá que hacerlo». «A nadie se le obliga a estudiar religión», ha reiterado.
 
En este sentido, ha dicho que en el PP no se entiende el «debate tan intenso» en torno a esta cuestión, que ha tenido lugar, en su opinión, porque «los partidos, sobre todo el socialista aunque también algunos de izquierdas, han construido el discurso de esta ley en torno a diversos aspectos ideológicos entre los que se han centrado fundamentalmente en la asignatura de Religión».
 
En cuanto a la reivindicación de la Conferencia Episcopal de extender la obligación de ofertar Religión también en el Bachillerato, la diputada ha recordado que esta etapa es «post obligatoria» y, por tanto, no sujeta al Concordato. Así, sobre este asunto se estará a «lo que digan las comunidades autónomas».
 
(vía elcorreo.com)

No hay comentarios: