jueves, 24 de octubre de 2013

El cura de Beniparrell cuelga en los nichos la deuda de las familias con el cementerio

Los vecinos se niegan a pagar hasta saber "con seguridad" si el dinero irá a reformar el camposanto

El cura de Beniparrell cuelga en los nichos la deuda de las familias con el cementerio atlas

m. vázquez | beniparrell La víspera de la patrona de Beniparrell, la Virgen del Carmen, el cementerio local amaneció empapelado. En cada nicho ondeaba un papel con la deuda de cada familia del pueblo y, dado que tradicionalmente esa es la jornada que los vecinos emplean en visitar el camposanto y arreglar las lápidas de sus difuntos, en apenas unas horas la noticia se sabía ya en todo el municipio y la indignación se adueñaba de los vecinos. "No nos negamos a pagar si es necesario-explicaba una de ellas-, pero queremos saber para qué quiere el cura ese dinero y en qué lo va a emplear". En los recibos, rellenados a mano y pegados sobre el mármol mortuorio con un simple celo, no se especifica más, ni siquiera quién solicita el pago de esa supuesta deuda.

Sin embargo, todos los residentes consultados por Levante-EMV coinciden en señalar al párroco "porque así lo reclama en otro papel firmado por él y pegado en la puerta de la Iglesia", detallan. Además, desde hace mes y medio se emiten bandos sonoros en Beniparrell para recordar a los vecinos "que deben ir a pagar a la parroquia".

No obstante, fuentes del Arzobispado de Valencia insistieron ayer en que "no está acreditado que sea el párroco" quien reclama el dinero, al tiempo que aseguraron "ignorar por completo" los hechos. El sacerdote, por su parte, declinó ayer hacer declaraciones a este periódico.

Mantenimiento municipal
Según el documento instalado en la fachada parroquial, el dinero recaudado servirá para arreglar el camposanto, pero los feligreses defienden que ya entregan "cinco euros al año por nicho para mantenimiento del cementerio". El ayuntamiento también colabora anualmente en la adecuación de las instalaciones (pintura y reparación de desperfectos), por lo que los vecinos no entienden "por qué hay que pagar más".

Las cantidades que exigen los recibos son muy diversas: oscilan entre los 10 y los 50 euros en función de la ubicación de cada nicho. Una de las fieles admite que "hay una zona" del camposanto que necesita "un remodelación urgente" ante el deterioro de los bloques más antiguos, pero defiende que "deberían ser los afectados los que la abonasen", al igual que se hizo en 1995 cuando ocurrió lo mismo en otro punto del recinto.

El hecho de que los recibos se colgasen en la víspera de la festividad de la patrona y que esa misma noche se celebrase en Beniparrell una cena popular de sobaquillo -la localidad está en plenas fiestas patronales-, no hizo sino extender aún más los comentarios y multiplicar el enfado de los vecinos. "Si supiéramos que el dinero es de verdad para arreglar el cementerio, se haría una derrama extraordinaria sin problemas, pero nadie aquí tiene la seguridad de que sea para eso", afirmaron.

"Cuando el párroco llegó hace tres años, en la cuenta" del camposanto "había 12.000 euros, pero ahora ninguno sabemos qué se ha hecho de ese dinero, salvo el cura", apostillaron varios feligreses.

(vía levante-emv.com)

No hay comentarios: