lunes, 25 de noviembre de 2013

La diplomacia de EEUU trabaja para lograr que el Islam sea legalizado en Angola

Obama ni quiso la foto con el presidente de Angola, José Eduardo dos Santos. EFE Obama ni quiso la foto con el presidente de Angola, José Eduardo dos Santos. EFE

El Departamento de Estado de EEUU en su último International Religious Freedom Report señala que, aunque la Constitución y otras leyes y políticas protegen la libertad religiosa en Angola, existen informes que recogen casos de discriminación social basados ​​en la afiliación, creencia, o en la práctica religiosa. El caso más sonoro ha sido la ilegalización del Islam, y la destrucción de varias mezquitas en el país, con la excusa de que no cuentan con permiso oficial, exigido a todos los credos religiosos.

En un país en el que abundan las sectas y creencias minoritarias, muy controladas por el Gobierno, a muchos sorprenderá que son los representantes de la Embajada de Estados Unidos en Luanda quienes más defienden a la comunidad musulmana angoleña, en su pretensión de conseguir ser legalizada en el país. Durante el último año, los diplomáticos estadounidenses han llevado a cabo varios encuentros con responsables gubernamentales para alentar al Gobierno que encabeza José Eduardo Dos Santos a permitir que musulmanes y miembros de otras minorías religiosas puedan vivir libremente su fe.

En la misma línea, la embajada de Estados Unidos en Angola mantiene abierta una línea de comunicación con varios grupos religiosos, entre ellos algunos a los que el gobierno no reconoce legalmente. 

Pese a tal apoyo a las minorías, o precisamente por ello, el presidente de EEUU Barack Obama, realizó su primera gira por el África subsahariana visitando Senegal, Sudáfrica y Tanzania, saltándose de manera sorprendente Angola, pese a su trabajo en la conclusión de la guerra en este país y los intereses diplomáticos y económicos que tiene en el mismo.

Un censo religioso caótico

Según el International Religious Freedom Report sobre Angola, el gobierno del país estima que la población es de aproximadamente 20 millones actualmente, aunque el último censo oficial fue en 1970.

La mayoría de la población angoleña es cristiana. Mientras que la Iglesia Católica Romana calcula que el 55% de la población es católica, el Gobierno eleva esa cifra al 70%.

Por otra parte, el Instituto Nacional para la Asuntos Religiosos estima que un 25% de la población es cristiana de diversas ramas, combinando creencias tradicionales. Además, un 10% es protestante, incluyendo a metodistas, bautistas, Adventistas del Séptimo Día, congregacionalistas (Iglesia Unida de Cristo), y Asambleas de Dios, y el 5% pertenece a iglesias evangélicas brasileñas.

Una pequeña parte de la población rural practica el animismo o creencias indígenas. Hay una pequeña comunidad musulmana, que extraoficialmente se estima de entre 80.000 a 90.000 fieles, la mayoría de los cuales son inmigrantes procedentes de África Occidental o de origen libanés.

Algunas fuentes musulmanas elevan estas cifras a cerca de los 500.000 fieles, pero los analistas Estados Unidos señalan con elegancia que "no es posible confirmar la estimación". El Gobierno de Angola cifra en 40.000 los fieles musulmanas en el país, lejos de los 100.000 que ha fijado como mínimo para el reconocimiento de una religión. En Angola también hay una pequeá comunidad judía, que se mueve entre los 450 y 500 miembros, principalmente de procedencia israelí.

(vía teinteresa.es)

No hay comentarios: