lunes, 2 de diciembre de 2013

Sale del cuartel el cura que gestionaba las visitas al eccehomo

image
El párroco de la localidad zaragozana de Borja, Florencio Garcés, de 67 años, ha abandonado este viernes el cuartel de la Guardia Civil tras haber sido detenido por un supuesto delito económico. Los vecinos han secundado una concentración en la plaza de esta localidad, no muy lejos del cuartel, en apoyo al sacerdote.

Garcés fue detenido a las 14.00 horas por agentes del instituto armado y trasladado, posteriormente, al cuartel, donde ha permanecido algo menos de siete horas, antes de pasar a disposición judicial.

El párroco era el encargado de custodiar el Santuario de Misericordia donde se encuentra el popular 'eccehomo', que fue trending topic en las redes sociales durante el verano de 2012 tras la polémica restauración que realizó de la obra una vecina del municipio, Cecilia Giménez, si bien se desconoce si el motivo de la detención está relacionado con esta obra que se ha convertido en uno de los grandes atractivos de la zona.

Se desconoce si la detención está relacionada con dicha obra y los ingresos generados con las entradas para visitarla.

Borja se hizo famosa en todo el mundo por el eccehomo y su polémica restauración, que alcanzó relevancia internacional. Recibió vistas de todas partes del mundo, hasta 3.000 a la semana, por lo que se procedió a cobrar un euro por entrada. El santuario se rige por un patronato encabezado por el Ayuntamiento de Borja.

El alcalde de Borja, Miguel Arilla, se ha mostrado "sorprendido e impactado". Arilla ha señalado que le había llamado la Guardia Civil para comunicarle que se iba a proceder a la detención del párroco, pero ha añadido que no sabía nada más porque se ha decretado secreto del sumario.

Ante la detención y puesta a disposición judicial del párroco, el Obispado de Tarazona, a través de su vicario general, Esteban Aranaz, ha expresado su "estupor y sorpresa" por esta noticia y su deseo de que se aclaren "cuanto antes las acusaciones que ante el juez se le imputan a Florencio Garcés".

El Obispado ha recordado la presunción de inocencia del párroco y ha manifestado su "confianza absoluta en el buen hacer de los jueces y el ministerio fiscal y la disposición por parte de los responsables de este Obispado de Tarazona para colaborar con la justicia en el esclarecimiento de los hechos que se le imputen".

Por último, han señalado que "el obispo de Tarazona se reserva cautelarmente la aplicación de las normas canónicas correspondientes" ante esta detención.

Cecilia defiende al cura

Cecilia Giménez, la autora de la polémica restauración, ha aseverado que la detención ha causado "estupor y disgusto" y ha añadido que, si hay que apoyarlo, "aquí está Borja" porque es una "buenísima persona".

De este modo se ha referido Giménez, en declaraciones a Efe, a la detención del cura.

La detención del párroco no tiene "nada que ver" con la pintura del eccehomo que hizo mundialmente famosa a la localidad hace dos años y que se encuentra en una ermita en la que el detenido sólo da misa, según ha indicado a Efe el alcalde, Francisco Miguel Arilla.

Sin embargo, fuentes de la Guardia Civil ni confirman ni desmienten que su detención tenga que ver con la recaudación obtenida por las visitas de la obra.

Giménez ha señalado que el pueblo "no sabe nada" de los motivos del arresto del párroco, una persona "buenísima que queremos mucho en Borja", donde lleva "unos veinte años", ha dicho.

La autora de la restauración del eccehomo ha descrito que en la plaza de España de la localidad, en la que vive el sacerdote, ha habido gran revuelo en el momento de la detención por la presencia de la Guardia Civil, la Policía y la televisión y ha añadido que se lo han llevado, "como si fuera un criminal", al cuartel del instituto armado en Borja.

"Desde luego aquí está Borja para lo que sea menester porque lo queremos", ha insistido Giménez, quien ha añadido que la gente del pueblo "iba mucho a pedirle" y ha insistido en que confía en su inocencia.

(vía elmundo.es)

No hay comentarios: