lunes, 2 de diciembre de 2013

Solo un tercio de los católicos de Bizkaia asegura que va a misa



Solo un tercio de la población católica de Bizkaia asegura que va una vez a la semana a misa, excluyendo celebraciones como bautizos o bodas, frente a un 26 % que contesta que nunca va a misa.
BILBAO. Los resultados del estudio los han presentado el vicario general, Angel Mario Uzueta, y el responsable de la empresa que lo ha elaborado, Javier Diez Llamas, en la sede de la de la Diócesis de Bilbao en el Casco Viejo de la villa.

La encuesta se hizo entre los días 19 y 30 del pasado mes de julio a 1.090 personas mayores de 18 años residentes en Bizkaia.       
Según este estudio, más de la mitad de los vizcaínos se consideran católicos (54 %), mientras que un 30 % se declara ateo, agnóstico o no creyente y solo el 2 % dice profesar otra religión.

Del total de católicos, solo el 11 % son jóvenes de 18 a 25 años, y de ese porcentaje, un 3 % afirma ser practicante, frente al 8 % que se considera poco practicante.

Los datos son similares en los vizcaínos de entre 26 y 34 años -el 3% se confiesan católicos practicantes y el 7 % no practicantes- y de entre 34 y 44 años -5 y 11 % respectivamente- .
Uzueta ha explicado que la encuesta refleja que "a mayor edad, hay una mayor proporción de católicos y de católicos practicantes" y en el estudio se puede observar como aumenta la proporción de creyentes a partir de los 45 años, llegando al 43 % de católicos practicantes los mayores de 64 años.

Uno de los datos más destacables de los jóvenes declarados católicos es que solo un 8 % afirma ir semanalmente a la iglesia y sin embargo, casi la mitad (43 %) reconoce que reza.
De hecho, solo un tercio de la población católica de Bizkaia asegura que va una vez a la semana a misa, excluyendo celebraciones como bautizos o bodas, frente a un 26 % que contesta que nunca va a misa.

Cuando se preguntan por las razones de por qué no son practicantes, la mayoría de los vizcaínos lo achaca a las discrepancias con algunos mensajes de la Iglesia (28 %)  y a la falta de tiempo (13%).

Respecto a la valoración de la Iglesia, son mayoría los que tienen una opinión negativa, si bien son menos (48 %) los que tienen esta percepción de la de Bizkaia en comparación con los que son críticos con la institución en España (57 %), lo que Uzueta ha achacado a un motivo "de cercanía".

Los vizcaínos católicos citan como aspectos negativos de la Iglesia los mensajes que promueve, pero destacan como positivo la labor que hace.
Es decir, según Uzueta, los vascos católicos "valoran más la labor social de la Iglesia" que su mensaje.

Además, según la encuesta, inciden en que la Iglesia vizcaina debería caracterizarse por su cercanía y por su compromiso con los colectivos con mayores dificultades.
La encuesta dedica un apartado a los voluntarios de la Iglesia católica en Bizkaia, de los que tres de cada cuatro son mujeres.

Por edades, el 39 por ciento son de más de 64 años, seguidos del grupo de entre 55 y 64 años -22 %-, mientras que en el colectivo de entre 18 y 25 años, solo el 2 % son voluntarios.
El vicario general ha afirmado que "la mayor discrepancia" entre católicos de la población general y voluntarios se da en "la transparencia", ya que casi la mitad de los voluntarios cree que la Iglesia cumple con dicho aspecto, mientras que el resto de la población, un 45 %, cree que no.

Uzueta ha comentado que esta encuesta se ha desarrollado dentro de un plan de comunicación que quiere aprobar la diócesis y "el primer paso era ver la percepción que se tenía de la Iglesia católica".

Ha explicado que los "siguientes pasos" son mantener los puntos "fuertes, potentes y eficaces" que se destacan de la Iglesia e "incidir más en la presencia en el mundo joven, los niveles de austeridad y mayor cercanía al evangelio".

"Estamos en un momento de evaluación del plan diocesano de evangelización y esto unido a los recados que envía el papa Francisco en su exhortación pastoral de la pasada semana, creo que es un momento privilegiado y oportuno para orientar lo que va hacer la diócesis en los próximos años", ha añadido Uzueta.

El investigador Díez Llamas ha destacado que el estudio define a una "sociedad que recoge crisis de valores, extremadamente individualista, que contrasta con los valores comunitarios de la Iglesia".

Además, ha añadido que la sociedad observa "una falta de valores" y sin embargo, al preguntar "quién debe hacer o promover esos valores, existe un vacío en sus respuestas". 

(vía deia.com) 

No hay comentarios: