lunes, 27 de enero de 2014

Arco iris pide un plan contra la homofobia en el sistema educativo

Apoya al profesor gay despedido de un colegio religioso
Solicita que la Junta andaluza actúe de "forma contundente y ejemplarizante"

 En los centros públicos también encontramos miedo a los despidos, pero fundamentalmente en el profesorado de religión
La federación andaluza Arco Iris muestra su apoyo al profesor homosexual del Colegio Calasancio Hijas de la Divina Pastora de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) que alega que no se le ha renovado el contrato por su orientación sexual, y solicita una entrevista al consejero de Educación, Cultura y Deporte, Luciano Alonso, para plantear a la Junta de Andalucía "la necesidad" de un plan contra la homofobia.

Según indica la federación andaluza Arco Iris en un comunicado, existe "la necesidad" deque la Junta de Andalucía "actúe de forma contundente y ejemplarizante en este caso". El presidente de Arco Iris, Gonzalo Serrano, asegura que "este caso de discriminación por homofobia no es una excepción en el sistema educativo en Andalucía, sino una muestra de la realidad con lo que nos enfrentamos cotidianamente los docentes homosexuales tanto en centros públicos como privados".

No obstante, Serrano detalla que "existen claras diferencias en entre los niveles de discriminación en centros públicos y privados". Así, señala que "en los centros privados en Andalucía es muy escaso el porcentaje de profesorado abiertamente homosexual, yaestos docentes sienten miedo a posibles despidos".

Por otra parte, indica que "en los centros públicos también encontramos miedo a los despidos, pero fundamentalmente en el profesorado de religión". Serrano explica que "el profesorado de religión católica, aún siendo contratado por la Junta de Andalucía, es seleccionado por la jerarquía eclesiástica en virtud del Acuerdo entre el Estado y la Santa Sede de 3 de enero de 1979".

En este sentido, manifiesta que "la inmensa mayoría se ve en la obligación de ocultar su orientación sexual para volver a ser propuesto por el obispado de turno el curso siguiente". Arco Iris estima que la homofobia "es un problema estructural de nuestra sociedad, que se reproduce en el seno del sistema educativo y que afecta gravemente al profesorado homosexual".

"El profesorado abiertamente homosexual suele tener que enfrentarse con padres y madres intolerantes que ponen en duda su acción docente, criticando elementos ajenos a la orientación sexual del docente para justificar sus ataques", lamenta Serrano, al tiempo que aclara que "afortunadamente estos padres son una minoría cuya intolerancia se fundamenta en su propia ignorancia"

Arco Iris en su comunicado resalta que el sistema educativo andaluz "ha avanzado formalmente en esta cuestión, con la difusión de materiales sobre la diversidad afectivo-sexual o la impartición de cursos voluntarios contra la homofobia para el profesorado".
Además, Serrano indica que "también fue importante la incorporación en 2010 de referencias explícitas a la homofobia en los reglamentos orgánicos de los centros andaluces", recalcando asimismo que la lucha contra la homofobia "se encuadra en el desarrollo de las competencias básicas del alumnado, y por tanto puede ser plasmada en cualquier asignatura, además de en los planes de igualdad o escuelas espacios de paz".
PIDE "NUEVOS PASOS"

Arco Iris, reclama a la Junta de Andalucía "que dé nuevos pasos; ya es hora de que impulse un plan regional contra la homofobia en el sistema educativo, que sería el primero en los 34 años de autonomía con plenas competencias en materia educativa".

La federación recuerda que "el artículo 37 del Estatuto de Andalucía aprobado en 2007 obliga a la Junta a orientar sus políticas públicas en la aplicación de forma efectiva de la lucha contra el sexismo, la xenofobia, la homofobia y el belicismo, especialmente mediante la educación en valores que fomente la igualdad, la tolerancia, la libertad y la solidaridad".

Para Arco Iris, este plan "debería incluir medidas de reciclado del profesorado, del personal de inspección y del de los servicios de orientación", y enfatiza que "igualmente, los centros andaluces deberían tener la obligación de implementar su propio programa específico contra la homofobia, igual que ocurre actualmente con los planes de coeducación".


Por ello, Arco Iris asegura que "está trabajando" desde el pasado mes de septiembre con un grupo de docentes de centros públicos de las ocho provincias andaluzas "en la preparación de propuestas concretas para diseñar este plan que esperan presentar al consejero de Educación, Cultura y Deporte, Luciano Alonso, en las próximas semanas". 
(v RD/Ep)

No hay comentarios: