martes, 18 de febrero de 2014

Detenidos dos jóvenes y un menor por la protesta proabortista de Palma

Cabrer (PP): "Lo que no pueden hacer los intolerantes es irrumpir en una iglesia"

Los delitos de los que se les acusan acarrean posibles penas de entre uno y siete años de prisión.


La Policía Nacional ha detenido en Palma a tres jóvenes por supuestos delitos contra los sentimientos religiosos tras confirmar que presuntamente formaban parte del grupo que el pasado día 9 interrumpió una misa en la iglesia de Sant Miquel con gritos en contra de la reforma de la Ley del Aborto
Según han indicado fuentes policiales, los detenidos son una mujer de 23 años, un varón de 24 y un chico de 17 años a quienes se les atribuyen delitos contra los artículos 523 y 524 del código penal, que castigan la alteración de ceremonias religiosas y la ofensa de sentimientos religiosos en lugares de culto.
El menor ya ha sido puesto en libertad, mientras que los otros dos detenidos pasan esta tarde a disposición judicial.
Los detenidos son integrantes de la asamblea del grupo independentista Arran de Palma, según ha confirmado esta organización, que ha convocado un acto de protesta ante la comisaría de la Carretera de Valldemossa, en cuyos calabozos permanecen los arrestados.
Un portavoz de la agrupación juvenil independentista ha señalado que a sus compañeros se les ha detenido «por su activa participación política».
La Policía ha explicado que se les atribuye la interrupción de un acto religioso y la profanación ofensiva de la una ceremonia en una iglesia, dos delitos cuyas posibles penas suman entre uno y siete años de prisión.
Hechos
El pasado viernes, el Obispado de Mallorca denunció al grupo proabortista que el domingo 9 de febrero interrumpió una misa en la parroquia de Sant Miquel de Palma.
Según reivindicó una organización denominada Antipatriarcals Mallorca, que difundió un vídeo de la acción, una treintena de jóvenes contrarios a la reforma de la Ley del Aborto que promueve el Gobierno irrumpió con una pancarta en el templo gritando las consignas«Aborto libre y gratuito» y «Fuera los rosarios de nuestros ovarios».
El Obispado consideró que este tipo de acciones afecta a la convivencia social y realizó un llamamiento a que la libertad de expresión se ejerza «por medios pacíficos y de diálogo»
Concentración
Como respuesta, la organización Arran Palma ha convocado una concentració de urgencia para protestar por estas detenciones en la comisaría de la Policia ubicada en la carretera de Valldemossa. Al parecer un fuerte dispositivo policial se ha dispuesto en las esquinas más cercanas a la comisaría, según destacan testigos del lugar, y han empezado a identificar a las personas que se están acercando a la zona para manifestarse.
Los jóvenes han convocado otra concentración esta tarde a las 17 horas frente a los juzgados de Via Alemania.La reforma "quiere convertir en delito lo que la religión considera un pecado".
Intolerancia
El grupo parlamentario popular votará contra la propuesta de la oposición para que el Parlament inste al Gobierno central a retirar el anteproyecto de ley sobre el aborto.
La portavoz popular en la Cámara, Mabel Cabrer, ha precisado que aunque se trata de una "competencia estatal" su grupo solicitará "que se llegue al mayor consenso posible" con la oposición.
"No es competencia propia del Parlament de las Islas Baleares, pero sobre todo estamos en este momento delante un anteproyecto de ley", ha dicho la portavoz popular en rueda de prensa celebrada la víspera del pleno.
Cabrer ha señalado que el Gobierno central continúa elaborando el anteproyecto de ley con las consultas con la sociedad, incluido con el Comité de Bioética, los colegios de Médicos y Enfermería, el Consejo Nacional de Discapacidades y otras entidades.
"Estamos en una fase de informes y de llegar a consensos a nivel nacional", ha apuntado.
Cabrer ha dicho que se trata de una reforma de la ley del aborto distinta de la que se aprobó durante la etapa de gobierno socialista "sin un consenso" y con aspectos, que ha precisado, "no nos gustan, como el que una menor de 16 años pudiera abortar sin que su padre ni su madre tuvieran ningún tipo de conocimiento".
En relación a la detención hoy en Palma por parte de la Policía Nacional de tres jóvenes por supuesto delito contra los sentimientos religiosos, la portavoz popular ha apuntado que "nosotros valoramos que se cumpla la ley para todo el mundo y lo que valoramos muy negativamente es que haya intolerancia en las Islas".
Estas tres personas han sido detenidas porque presuntamente formaron parte del grupo que el pasado 9 de febrero interrumpió una misa que se celebraba en la iglesia de Sant Miquel con gritos en contra de la reforma de la ley del aborto.
"Lo que no pueden hacer los intolerantes que se creen más democráticos que nadie es irrumpir en una iglesia porque están en contra de esta ley del aborto", ha apostillado la portavoz popular.
En este sentido Cabrer ha señalado "que hagan una manifestación, que hagan lo que quieran, que hagan acciones democráticas pero no en un acto en el que hay libertad religiosa"
Votación secreta
MÉS ha anunciado que pedirá la votación secreta en la proposición no de ley que defenderán este martes en el pleno en contra de la reforma de la ley del aborto propuesta por el Gobierno central para que los 'populares' de las islas "voten en conciencia" "porquetambién debe haber gente en el PP balear con sentido europeo y que se preocupe por las mujeres".
Así se ha manifestado la portavoz adjunta de los econacionalistas en el Parlament, Fina Santiago, quien ha señalado que la "contrarreforma" del ministro de Justicia "quiere convertir en delito lo que la religión considera un pecado".
Santiago ha censurado que el Gobierno central vaya a modificar el Código Penal para penalizar el aborto y derogue la ley que contiene los derechos reproductivos, con lo quese elimina la obligatoriedad de las instituciones de hacer políticas públicas de planificación familiar.
Según ha dicho, con este texto España se aleja "de la Europa moderna, democrática y que sabe diferenciar lo religioso de lo público" y supone que aproximarse "a países donde los derechos de las mujeres no están reconocidos y hay confusión entre Gobierno e Iglesia".
"Es una ley que impone una moral, tiene que ver con convicciones religiosas, nos quieren imponer su religión, quieren convertir en delito lo que la religión considera un pecado, es una contrarreforma que reduce los derechos de reproducción de las mujeres, no podrán decidir ante un embarazo no deseado", ha lamentado.
Por su parte, el portavoz del grupo, Biel Barceló, ha destacado su oposición a la "contrarreforma de Gallardón, quien quiere imponer su moral" y ha asegurado que su formación se rebelará ante esta situación y utilizará "todos los medios a nuestro alcance".El grupo parlamentario socialista (PSIB) ha señalado este lunes en rueda de prensa que "no comparte" la "manera de manifestarse" del grupo de jóvenes que irrumpió en la iglesia de Sant Miquel de Palma mientras se practicaba un oficio religioso para posicionarse en contra de la reforma de la ley del aborto, pero ha rechazado la misma porque el proyecto de ley es "retrógrado, autoritario y confesional".
Ley retrógrada
El portavoz adjunto del PSIB, Vicenç Thomàs, ha afirmado que comparte "la indignación y el rechazo que tienen la mayoría de la sociedad española, un 80 por ciento, según las encuestas", porque, según ha reprochado, con esta reforma "el PP quiere ir 40 años atrás".
Thomàs ha recordado que "las mujeres han conquistado a lo largo de los años el derecho a decidir sobre su libre maternidad y los profesionales sanitarios tienen un marco de seguridad jurídica que antes no teníamos".
Según ha hecho hincapié, "compartimos el rechazo a esta parte de la extrema derecha del PP que quiere imponer al conjunto de la sociedad española una normativa innecesaria". 

No hay comentarios: