viernes, 7 de marzo de 2014

Un sector de la masonería decide salir a la calle para defender a la mujer

Marina Valero.

Madrid, 7 mar.- Tras años de secretismo y mala prensa, un pequeño grupo de la masonería española ha decidido dar un paso al frente en defensa de los derechos de las mujeres, pese a que la mayoría de estas organizaciones ni siquiera las admiten en sus círculos. ¿Por qué ahora? EFE pregunta; la Orden Masónica Mixta Internacional responde.

Mañana será un día histórico para una parte de los masones: "vamos a salir a la calle para darnos a conocer, mostrar nuestro compromiso con los aspectos sociales" y reivindicar la figura de la mujer en las logias, anuncia Ana Isabel Valet, presidenta de El Derecho Humano en España, una federación que pertenece a la Orden Masónica Mixta Internacional.

"Somos gente muy normal que quiere trabajar por el progreso de la humanidad y construir un mundo mejor", explica Valet, quien cree que el Día Internacional de la Mujer es la ocasión perfecta para alzar la voz contra "todo aquello que atente contra la libertad, la dignidad y la justicia", como el anteproyecto de ley del aborto.

Y es que esta cita con las masas sirve tanto para denunciar "reformas que responden a un tiempo caduco" como para resaltar el papel de unas mujeres que también han sufrido los efectos de la misoginia en la orden masónica.

Con 300 miembros entre sus filas, el Derecho Humano es una de las pocas organizaciones de este tipo que admite mujeres. No ocurre así en la Gran Logia de España, que roza los 3.000 asociados y tiene máxima representación en España.

"Somos una fraternidad formada exclusivamente por hombres libres y de buenas costumbres", confirman. ¿Por qué? "La primera razón está en nuestra propia historia y el respeto a los documentos fundacionales, que tienen 300 años".

Fuentes de la orden mixta no comparten esta visión y aseguran que defender valores de igualdad al mismo tiempo que la propia logia "discrimina" a uno de los dos sexos es, cuanto menos, "contradictorio".

Aunque la Gran Logia no acompañará a la orden mixta porque su eje es "excluir" de su actividad "cualquier discusión política o religiosa", Valet sí partirá desde la Plaza de Cibeles (Madrid) para protestar contra el "apretón de tuercas" del Gobierno y desmontar mitos en torno a la masonería.

La "leyenda negra" que planea sobre los masones es fruto del desconocimiento y el miedo. "Hay hermanos que aún temen algún tipo de represalia en el trabajo o en la calle". Según ella, alguno tuvo que soportar que le boicotearan la oposición a profesor hace menos de una década.

"En Francia esto no sucede". Allí asocian la masonería a un club de prestigio, mientras que en España esta orden se recupera de cuarenta años de represión brutal. La presidenta explica que los masones fueron "aniquilados" y partieron de cero después del franquismo.

Para el portavoz José Ángel de la Fuente, "quizá ya sea el momento de dar la cara y poner fin a esa imagen de "come-niños".

Y aquí llega la gran incógnita... ¿Qué ritual siguen los masones en el taller? "Utilizamos las herramientas de los antiguos constructores pero vamos más allá de su significado práctico. Compartimos opiniones con el fin de hacernos mejores personas para que eso revierta en la sociedad", aclara Valet.

La doctrina de los masones a veces saca de quicio a los católicos, con los que se rumorea que nunca se han llevado bien. "Los enfrentamientos han sido más por parte de la Iglesia católica hacia nosotros. No estamos en contra de esta institución y respetamos cualquier tipo de creencia o no creencia", certifica.

En su logia incluso hay varios católicos practicantes. Los roces se remontan al siglo XVIII, cuando la masonería especulativa "escapaba al control de la Iglesia y los gobiernos absolutos" debido a su carácter secreto. Además, la filosofía de librepensadores "no gusta mucho a según qué poderes".


(vía Agencia EFE)

No hay comentarios: