martes, 15 de abril de 2014

Musulmanes acusan a Nigeria de querer aniquilarlos en su lucha antiterrorista

La plataforma musulmana nigeriana Jama'atu Nasril Islam (JNI) ha acusado al Ejército del país de intentar "aniquilar" a la población musulmana en el nombre de la lucha contra el terrorismo, informa hoy el rotativo local "Punch".

Lagos - La plataforma musulmana nigeriana Jama'atu Nasril Islam (JNI) ha acusado al Ejército del país de intentar "aniquilar" a la población musulmana en el nombre de la lucha contra el terrorismo, informa hoy el rotativo local "Punch".

La organización religiosa dijo que los musulmanes son considerados una "especie en extinción", sobre todo en los Estados norteños de Adamawa, Borno y Yobe, en estado de emergencia por la frecuencia de los ataques del grupo radical islámico Boko Haram.

La plataforma hizo esta denuncia ayer a través de un comunicado difundido en la ciudad norteña de Kaduna, tras el asesinato el pasado viernes de al menos 23 pastores de la etnia fulani, de confesión musulmana, en el Estado de Nasarawa.

El Ejército nigeriano ha defendido que los pastores eran rebeldes, pero el gobierno estatal de Nasarawa, en el centro de Nigeria, aseguró que se trataba de civiles inocentes que fueron asesinados a sangre fría por los militares cuando asistían a un funeral.

Para la plataforma musulmana, la dimensión de "los asesinatos extrajudiciales de musulmanes por los militares bajo sospechas infundadas" demuestra claramente que los civiles de esta confesión "se han convertido en una especie en extinción".

Los musulmanes son, añadió la organización, "asesinados y mutilados indiscriminadamente bajo el pretexto de combatir el terrorismo".

"Podemos decir, sin ningún miedo a equivocarnos, que hay una gran agenda para desestabilizar la comunidad musulmana en Nigeria", apostilló.

Desde mayo del pasado año, Nigeria mantiene una ofensiva antiterrorista en los estados de Yobe, Borno y Adamawa, en el noreste del país (todos ellos bajo estado de emergencia), aunque los ataques integristas continúan.

Boko Haram, cuyo nombre significa en lenguas locales "la educación no islámica es pecado", lucha por imponer la Sharía o Ley Islámica en el país africano, de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

Los ataques de la milicia radical y las represalias del Ejército nigeriano han causado al menos 1.500 muertos en los tres primeros meses del año, la mitad de ellos civiles, según Amnistía Internacional (AI).

(vía Agencia EFE)

No hay comentarios: