viernes, 16 de mayo de 2014

Promueven en Chiapas tolerancia religiosa en escuelas

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Con la idea de poner fin a la intolerancia religiosa en Chiapas, la Secretaría de Educación estatal desplegó –con el apoyo de diversos grupos religiosos– el programa  “Educar para el respeto, la tolerancia y la paz”.

Actualmente existen al menos 42 conflictos de intolerancia religiosa en la entidad, de éstos 18 ya han sido resueltos, pero han dejado miles de desplazados, muertos y heridos –principalmente en las zonas indígenas– a lo largo de las décadas recientes.

El programa, presentado hoy por el secretario de Educación, Ricardo Aguilar Gordillo y el responsable directo, Alejandro Espinosa Toledo, está dirigido a las escuelas de educación básica y busca proteger y fomentar la libertad de culto, así como prevenir todas las formas de discriminación.

Prevé al menos 15 acciones: Primero, explicó Aguilar Gordillo, se realizará un decálogo de acción en las escuelas de diferentes niveles educativos e indígenas, para que los niños y jóvenes “sean promotores de los valores de respeto y tolerancia; aprendan a cultivar la paz, escuchar con interés, manifestar cortesía, tratar con afecto y respeto a sus amistades y respetar las diferencias”.

La oficina educativa dijo que mediante el folleto “Vivir con valores”, que se difundirá en español y lenguas indígenas, promoverán la armonía en los hogares y la convivencia con personas de costumbres diferentes.
También implementarán programas que promuevan la aceptación de las diferencias como riqueza del pueblo chiapaneco, a través del Sistema Chiapaneco de Radio, Televisión y Cinematografía.

Se llevarán a escena obras de teatro escolar en lenguas maternas que muestren lo que es la interculturalidad y motiven sentimientos de sociabilidad y gentileza entre los pueblos originarios.

Las paredes de las escuelas se convertirán en “exposiciones” de pintura, donde los niños y los jóvenes expresen sus ideas sobre la libertad de creencia y el respeto a los diferentes credos. Además, les entregarán un video tutorial para que aprendan el arte de la pintura.

Asimismo, se organizarán festivales de canto en diversos municipios, y un festival estatal en Tuxtla Gutiérrez, donde participarán grupos artísticos escolares y talentos infantiles representativos del canto y música regional que expresen sentimientos comunitarios.

Entre otras actividades, se difundirá en escuelas de Chiapas –en español y en las seis lenguas indígenas– la legislación vigente que protege la libertad de culto y  previene todas las formas de discriminación.

La semana pasada, el arzobispo de la Arquidiócesis de Tuxtla Gutiérrez, Fabio Martínez Castilla, pidió a las autoridades resolver, de raíz, problemas sociales como la intolerancia religiosa.

“Los líderes sociales como los líderes religiosos, tenemos la obligación de no buscar nuestros intereses, cualquier líder, los políticos, sociales, los religiosos tenemos el deber de buscar el bien común, ahora hay un vicio muy dado, que es buscar los propios intereses y por esto en Chiapas contamos con muchas invasiones de tierras, y diferentes clases de injusticias”, dijo Martínez Castilla.

Iglesia católica a la baja

Chiapas es el estado donde todos los días el catolicismo pierde espacios y las religiones protestantes avanzan. En 20 años (1990-2010) los protestantes pasaron de ser el 16% al 27% de la población  en el estado.

A escala nacional, el 83% de la población es católica, sin embargo, según cifras del INEGI de 2010, sólo el 58% de la población de Chiapas profesa esa religión.

Los estados del sur del país, junto con algunos de la frontera norte, tienen los mayores porcentajes de población con una religión diferente a la católica. Esta característica obedece, principalmente, a la influencia de las iglesias evangélicas y pentecostales en la región.

Desde hace más de 50 años Chiapas y Tabasco concentran el volumen más alto de población con una religión distinta a la católica: 27.4% y 24% respectivamente, según las cifras de 2010. Otra entidad que sobresale es Campeche con 21.1%.

El sur del país también concentra los porcentajes más altos de población sin religión: Quintana Roo con 13.4%, Chiapas con 12.1%, Campeche con 11.6% y Tabasco con 9.5%.

Entre las religiones protestantes con presencia en Chiapas, destacan los pentecostales y los presbiterianos, así como los evangélicos y los adventistas.

Estos fieles tienen presencia en todos los municipios; sin embargo, se ubican mayoritariamente en la zona rural, como en Los Altos o en ayuntamientos colindantes con Guatemala, debido al evangelismo predominante en ese país centroamericano.

La diversidad religiosa ha provocado conflictos de forma permanente, uno de los casos más recientes es el de la comunidad de Puebla, municipio de Chenalhó, donde varias familias vivieron desplazados casi un año.

En Mitzitón, precisamente hoy hubo un bloqueo y siempre se han registrado conflictos entre dos grupos diferentes, uno católico y otro protestante.

No hay comentarios: