miércoles, 30 de julio de 2014

El viceprimer ministro turco cree que las mujeres no deberían reir en público

MADRID (EUROPA PRESS) -    

   El viceprimer ministro turco, Bulent Arinç, ha indicado que las mujeres no deberían reír en público, mientras se quejaba sobre la "corrupción moral" en Turquía en una reunión del Eid al Fitr celebrada este lunes, en la que ha descrito su ideal de mujer y hombre castos.

   Según el diario 'Hurriyet', el mandatario ha destacado que ambos deben tener sentido del pudor y el honor. "La castidad es muy importante, no es sólo un nombre", ha dicho. "Es una virtud para ambos", ha añadido.

   Entre las indicaciones para ese ideal de castidad, Arinç ha indicado que las mujeres deberán ser castas y no reír el público, así como no incitar con sus actitudes y proteger su castidad. "Sabrá qué es haram (prohibido por Alá) y qué no es haram, no reirá en público, no incitará con sus actitudes y protegerá su castidad", ha dicho.

   "La mujer deberá tener castidad y el hombre debe tenerla también, él no será un mujeriego y respetará a su mujer, amará a sus hijos", ha añadido, indicando que la gente ha abandonado sus valores hoy en día.

   Arinç ha indicado que la gente necesita descubrir el Corán de nuevo, ya que ha habido un retroceso en las bases morales. "¿Dónde están nuestras jóvenes, suavemente sonrrojadas, bajando su cabeza y apartando la mirada cuando se les mira a los ojos, volviéndose un símbolo de castidad?", ha preguntado.

   El candidato a la presidencia Ekmeleddin Ihsanoglu ha comentado las declaraciones de Arinç en Twitter y ha dicho que Turquía necesita escuchar la risa de las mujeres y de todos los ciudadanos más que nada en el mundo.

   El viceprimer ministro ha hablado también del elevado consumo que hacen los ciudadanos de coches y teléfonos móviles y ha denunciado que ciertas series de televisión dirigidas a los jóvenes hacen que estos crezcan como "adictos al sexo".

   Ha acusado a aquellos que "abusan de la excitación de los jóvenes" con publicaciones en la televisión, Internet, los diarios, en centros educativos, especialmente en las universidades.

   Ha dicho que las mujeres hacen un uso "innecesario" del teléfono y que la población no debería usar sus coches personales innecesariamente porque ni aunque el río Nilo estuviese lleno de petróleo, habría suficiente combustible para alimentar todos los vehículos.

   "Las mujeres se dan recetas de cocina por teléfono. ¿Y qué más está pasando? ¿Qué le ha pasado a la hija de Ayse? ¿Cuándo es la boda? Hablen esto cara a cara", ha recomendado.

(via m.europapress.es)

No hay comentarios: