martes, 30 de septiembre de 2014

Justicia investiga a sacerdote suspendido de Hormigueros

El Departamento de Justicia y la Policía investigan la presunta conducta impropia presentada por el sacerdote Floyd McCoy, quien fue suspendido como vicario parroquial del Santuario de Nuestra Señora de la Monserrate de Hormigueros, contra un menor de edad.

Según confirmó a este medio la portavoz de prensa del Departamento de Justicia, Amber Lee Vélez, “la División de Delitos Sexuales, junto a la fiscal de Distrito (de Mayagüez), Blanca Portela, investigan las alegaciones relacionadas al sacerdote Floyd McCoy, de Hormigueros”.

Afirmó que no está autorizada a dar información sobre la fecha de la radicación de la querella o la edad del menor, entre otros detalles.

McCoy fue suspendido “cautelarmente” por el obispo de Mayagüez, Álvaro Corrada del Río, tras ser imputado de conducta impropia contra un menor de edad.

Debido a la investigación criminal de los supuestos hechos, el monseñor Gonzalo Díaz Hernández, vicario general de la Diócesis de Mayagüez, informó a este diario -a través de la religiosa Johana Ortiz- que no emitirán comentarios respecto a la situación de McCoy.

“No tiene comentarios, porque el caso ya fue sometido a los tribunales y no tiene comentarios respecto a la noticia”, precisó.

El anuncio de que el religioso fue suspendido se dio a conocer en unacarta firmada por elobispo y distribuida al clero diocesano el pasado 22 de septiembre.

Según la propia misiva, la suspensión fue comunicada a todos los católicos de Hormigueros en las misas del pasado domingo.

“El padre Floyd McCoy, vicario parroquial del Santuario de la Monserrate de Hormigueros, ha sido suspendido cautelarmente por una acusación de conducta impropia con un menor de edad”, leía específicamente el anuncio.

La comunicación se da en medio de un cambio de preceder de la Iglesia Católica ante los escándalos de abuso sexual de sacerdotes contra menores de edad en la Diócesis de Arecibo y de Caguas.

Según ha trascendido, la Diócesis de Arecibo ha expulsado seis sacerdotes recientemente por señalamientos relacionados a abuso sexual contra menores de edad. La controversia se encuentra en los Tribunales, pues el Departamento de Justicia reclama la información obtenida en la investigación realizada por la Iglesia para procesar criminalmente a los imputados.

Mientras, las autoridades federales lograron que el primer sacerdote católico acusado en Puerto Rico por abusar sexualmente de un menor de edad, Israel Berríos Berríos, se declarara culpable a nivel federal por transportar a un menor de edad para cometer actos de índole sexual ilícitos. El religioso pertenecía a la Diócesis de Caguas.

(Via endi.com)

No hay comentarios: