miércoles, 8 de octubre de 2014

Leo Maslíah cree que la religión que dominaba Occidente dejó de funcionar

Montevideo (EFE).- El artista uruguayo Leo Maslíah considera que la religión que dominaba el mundo occidental dejó de funcionar como tal hace un tiempo y, aunque muchas personas la mantengan en el nivel de creencia, hoy la sociedad se decanta por otros ritos paganos, como la carga diaria de su teléfono.
"A modo de religión efectiva, (hoy) se necesitan otras cosas, otros rituales, como la actualización del antivirus, el control de la carga del teléfono celular y cosas así", ironizó este polifacético músico en una entrevista a Efe, previa a su actuación, el sábado, en el madrileño Café Berlín.
Esta actuación será parte de una gira que le llevará en las próximas semanas a ciudades como Barcelona y Palma de Mallorca, en España; Ginebra, Ciudad de México, Buenos Aires o Montevideo.
Si tuviera que recomendar una religión a una persona que le pidiera consejo, "habría que mirar si hay alguna en oferta", aseguró este artista uruguayo (Montevideo, 1954), poseedor de una discografía de casi medio centenar de álbumes.
Las canciones de Maslíah incluyen diversos recursos lingüísticos y juegos de palabras, aunque rechazó esta última denominación, pues afirmó que se toma "muy en serio" cada término.
"Con las palabras juega gente como (el presidente uruguayo José) Mujica, que va a pontificar sobre los derechos humanos en las Naciones Unidas, mientras entrega los recursos del país a las transnacionales y ampara a responsables de crímenes de lesa humanidad", criticó.
El pianista, cómico, compositor y escritor reconoció que se mueve en varias disciplinas artísticas consideradas distintas, pero restó importancia a este hecho, pues la separación entre estas actividades depende en buena parte "de las modas o las etiquetas".
"Hubo lugares y épocas en las que no se distinguía entre un actor y un cantante, porque cantar y actuar no se consideraban cosas separadas o independientes. Lo mismo con la música y la poesía", expuso.
Sobre lo políticamente correcto, destacó que el vocabulario del día a día está conformado por palabras comodín que parecen "legitimar cualquier opinión o acción, independientemente de que estén ligadas a ellas de modo consistente".
"Por ejemplo, te puedes encontrar con que haya gente que valore como algo positivo la diversidad, aunque se trate de diversidad de cualquier cosa, como colores, zapatos, filosofías, comidas o lo que sea", satirizó.
Autor de canciones en diversos estilos, asegura que utilizó los géneros musicales como "vocablos" de un mensaje que no pertenece a ninguno de ellos.
En sus próximos conciertos, avanzó que exhibirá una mezcla de nuevas y viejas canciones, que interpretará con un piano eléctrico, a la par que canta o recita. 
(vía EFE)

No hay comentarios: