miércoles, 26 de noviembre de 2014

Doctrina de la Fe ultima su propia investigación, con declaraciones de nuevas víctimas

El arzobispo de Granada, Javier Martínez

Grupos católicos convocan a una misa en apoyo al arzobispo el domingo en la catedral

(Jesús Bastante) - Mientras el magistrado Antonio Moreno Marín, responsable del Juzgado de Instrucción número 4 de Granada, trabaja este fin de semana, "a puerta cerrada", para poder incoar acciones contra los miembros del "clan de los Romanones" implicados en la investigación por una trama de abusos sexuales a menores en Granada -se prevén detenciones a lo largo de hoy o mañana, aunque el sigilo es absoluto-, la Santa Sede continúa con su propia investigación, en la que se han obtenido declaraciones de al menos otras cuatro víctimas, además de Daniel.

Unas víctimas que, aunque han declarado también ante la investigación civil, aún temen que se haga público su testimonio. Policía y Fiscalía tratan, a lo largo de estas horas, de poder asegurar la privacidad de estos testigos, para que pasen a ser denunciantes, con todas las garantías procesales, así como las de los futuros imputados.

El Papa Francisco, que desde el principio capitaneó el interés por recabar toda la información para que todos los hipotéticos culpables de abusos fueran sancionados canónicamente, y juzgados por las autoridades competentes, ha encargado a un grupo de expertos de la Congregación para la Doctrina de la Fe una investigación, que amplía la que culminó, con tres únicas sanciones, el Arzobispado de Granada.

Tras la segunda llamada del Papa a Daniel, en la que supo el cierre fallido de la investigación, Doctrina de la Fe tomó las riendas. Hasta la fecha, han tomado declaración -por escrito o telefónicamente, siempre con un notario dando fe de lo afirmado- a Daniel, sus familiares, algunos testigos, los dos jueces adscritos al Tribunal Eclesiástico de Valencia (que interrogaron a Daniel por orden del arzobispo de Granada) y al menos a otros cuatro víctimas más del "clan de los Romanones".

Un sacerdote español, adscrito a Doctrina de la Fe, es quien dirige las investigaciones, que también han recabado -de forma privada- información a personalidades eclesiásticas, civiles y sociales de Granada, así como a otros protagonistas de la investigación. Miembros destacados de la Conferencia Episcopal -alguno de ellos, incluso, ha llegado a llamar a Daniel para ofrecerle todo el apoyo y pedirle disculpas por el hecho de que desde la institución se le halla denominado "presunta víctima"-, están al tanto de la misma.

No así el arzobispo de Granada, que pese a lo que afirman diversas fuentes, no ha sido convocado a Roma ni llamado por el Santo Padre. La Santa Sede, como anunció RD, esperará a que se produzcan novedades oficiales en el proceso -nuevas denuncias o imputaciones- para llamar a Javier Martínez a capítulo. Y se descarta, en este momento, que sea recibido por Francisco.

Martínez no estará en Roma este domingo, sino en Granada, donde presidirá la tradicional misa de 12,30 horas en la catedral. Aunque hasta el 18 de noviembre estaba previsto que clausurara, a las 13 horas, el II Congreso Andaluz del Profesorado de Educación Católica, en Sevilla, finalmente acudirá a presidir la misa dominical en su templo catedralicio. Ante ello, grupos católicos afines a monseñor Martínez están haciendo circular -vía correos y whatsapp- una convocatoria para acudir a apoyar al arzobispo "para ser signo vivo de la comunión que existe entre el Obispo y el pueblo cristiano" y "para callar a los medios ante tantas calumnias y mentiras que se han vertido esta semana contra su pastor".

"Todas las noticias de esta semana han intentado destruir estos lazos de comunión creando confusión y malestar por tanto ataque mediático a la Iglesia", sostiene el escrito, que vuelve a calificar a Daniel como "presunta víctima".

Éste es el contenido del mensaje:

Se esta corriendo la voz por los medios de que D. Javier tendrá que acudir el domingo a una cita en Roma para dar explicaciones a la Congregación para la Doctrina de la Fe. ES MENTIRA. Nos lo ha confirmado el mismo D. Javier. Quieren engañar a la gente para q no vayan a la catedral el domingo a las 12:30 a la misa del obispo, a la q multitudinariamente quiere acudir el pueblo cristiano granadino por propia iniciativa, para ser signo vivo de la comunión que existe entre el Obispo y el pueblo cristiano al que sirve, dar gracias a Dios por su persona y por cómo está llevando el caso, (obedeciendo y guardando el secreto que le pidió la Santa Sede, la presunta víctima y el juez) y para callar a los medios ante tanta calumnias y mentiras q se han vertido esta semana contra su pastor. Todas las noticias de esta semana han intentado destruir estos lazos de comunión creando confusión y malestar por tanto ataque mediático a la Iglesia. Poder ir este domingo a la catedral significará que por muchos ataques que reciba la Iglesia, la comunión que hay en ella no la podrá romper nadie, por mucho poder que puedan tener los medios, porque nos sostiene Cristo, nuestra Roca. Y si Él está con nosotros, ¿quién podrá estar contra nosotros?

(vía periodistadigital.com)

No hay comentarios: