viernes, 20 de marzo de 2015

Birmania aprueba polémicas leyes para proteger la raza y la religión

EFE - Bangkok

Birmania aprueba polémicas leyes para proteger la raza y la religión

Birmania aprueba polémicas leyes para proteger la raza y la religión

El Parlamento de Birmania aprobó un controvertido conjunto de leyes de protección de la religión y la raza que regula los matrimonios religiosos mixtos de las mujeres budistas y la tasa de natalidad de las birmanas, entre otras medidas, informaron hoy medios locales.

La ley de control de la población fija un intervalo obligatorio de 3 años entre embarazos y prevé encuestas para prevenir la escasez de recursos en función de la tasa de natalidad y la migración, según el portal "Democratic Voice of Burma".

El paquete legislativo, aprobado ayer en la cámara baja a pesar de la oposición de varios partidos, fija además un control de las conversiones religiosas mediante organismos estatales y establece más sanciones contra el adulterio, que ya es ilegal en Birmania.

La Ley de Matrimonio Especial de la Mujer Budista comprende sanciones para los maridos que las "convierten por la fuerza" a otra religión que no sea el budismo.

Se espera que las leyes sean ratificadas mediante decreto presidencial tras algunos trámites parlamentarios.

El presidente, Thein Sein, encargó la redacción del paquete legislativo el año pasado, después de que un grupo budista conservador, la Asociación para la Protección de la Raza y la Religión o "Ma Ba Ta", recogiera 100.000 firmas para defender medidas para proteger el budismo.

Sin embargo, muchos observadores ven la legislación como un ataque a los derechos de las comunidades musulmanas en Birmania.

El pasado enero, 180 ONG, asociaciones de mujeres y grupos de la sociedad civil firmaron una petición en contra del conjunto de leyes, que también ha sido denunciado por Amnistía Internacional.

Birmania, país de mayoría budista, sufrió brotes de violencia sectaria en 2012 y 2013, principalmente contra las minorías musulmanas, que dejaron decenas de muertos.

Los conflictos de origen religioso y racial afectan especialmente al estado de Rakhine, donde cerca de 140.000 musulmanes de la minoría rohingya se encuentran hacinados en campos de desplazados con escasa atención sanitaria y medios de subsistencia.

(vía eldiario.es)