martes, 21 de abril de 2015

El alumnado de Religión cae en Castellón un tercio en la última década

CRISTINA GARCIA 
Estudiar Religión católica va a menos en Castellón. Las cifras de alumnado de esta asignatura, de oferta obligatoria para los centros, y voluntaria para los estudiantes, han caído en picado en la última década en los colegios públicos de la provincia. Y pasa de ser una opción para el 75% de los jóvenes en el 2005/2006, a serlo para el 55% este curso; con unos 20.000 estudiantes menos, según datos de las delegaciones de Enseñanza de los obispados de Segorbe-Castellón y Tortosa, que se preparan para el inicio de la inscripción en los colegios, en un mes, con la asignatura en boca de toda la comunidad educativa ante el nuevo temario de la Lomce. En la concertada, con las cifras de la Conferencia Episcopal en la mano, se elevan a casi el 100%.
Pese a ir a la baja, un total de 43.079 alumnos de los 77.887, de Infantil a Bachillerato, la eligen en su currículo, que determina la Conferencia Episcopal, de acuerdo con los acuerdos con la Santa Sede, y que se aprobó recientemente con polémica.
Propone, entre otras cuestiones, actividades como que los alumnos de 1º de Primaria (6 años) “expresen con palabras propias el asombro por lo que Dios hace”, identifiquen y enumeren “los cuidados que reciben en su vida como don de Dios” o memoricen y reproduzcan “fórmulas sencillas de petición y agradecimiento”. Una formulación que abre las puertas a recuperar los rezos en las aulas.
Además, también en Primaria, se incluyen afirmaciones como “la incapacidad de la persona de alcanzar la felicidad por sí misma”, además de las teorías creacionistas del “origen divino del Cosmos” del temario en Bachillerato.
SOLO LA ESO SE MANTIENE // Año a año, curso a curso, la cifra de alumnos sigue una línea descendente, pasando a un 61,64% en el año 2012/13; y al 57,1% en el pasado 2013/14. Y los porcentajes van bajando también este curso conforme los alumnos crecen y se van haciendo mayores (ver gráfico). En Castellón, las cifras solo se mantienen en la ESO, pero, en contra de la tendencia nacional en la que crecen las cifras un 0,9% en el Bachillerato, bajan hasta 9 puntos, del 40% al 31%.
Los datos generales, no obstante, varían según la diócesis. En Segorbe-Castellón, la asignatura es mayoritaria desde Infantil (54,37%), a Primaria (63,66%) y Secundaria (52,3%), pero no así en Bachillerato (33,3%), donde la materia es de libre elección del alumno frente a la optativa de Valores Sociales y Cívicos aprobada en la última reforma de la ley Wert.
MÁS ALTERNATIVA EN ELS PORTS // En Els Ports y el Maestrat, dependientes de Tortosa, la Religión supera a la alternativa solo en Primaria (54,5), con índices más bajos en Infantil (44,9%), ESO (27,7%) y Bachillerato (18,5%). Como curiosidad, según mosén Tomás Mor, delegado de Enseñanza, las cifras se elevan al 71% de Infantil y Primaria en Els Ports.
Jesús Losada, presidente de la Federación Estatal de Profesores de Enseñanza Religiosa, opina que “la asignatura tiene una imagen preconcebida de ritualizada” y se resiente de “las continuas polémicas con la Iglesia”.