miércoles, 24 de junio de 2015

Un turco denuncia amenazas por eliminar la referencia al islam de su carnet de identidad

Daniel Iriarte / Estambul

El hombre, ateo declarado, decidió dejar en blanco la casilla sobre religión en su identificación, algo solo posible desde 2006

Cuando E. F. decidió dejar en blanco la casilla sobre su filiación religiosa en su carnet de identidad, no imaginó la hostilidad que iba a recibir. Hasta ese momento, en aquel apartado se leía «Islam», pero este hombre, ateo declarado, decidió que era el momento de ser coherente con sus ideas y eliminar esta referencia. Pero desde entonces ha estado recibiendo amenazas de muerte, algunas bastante serias, según informa el diario turco «Radikal», que solo ha publicado sus iniciales por seguridad.

E. F., nacido en la provincia meridional de Adiyaman, se ha visto obligado a abandonar su ciudad e irse a vivir con su tío en a la vecina Gaziantep. Pero él mismo denuncia que cada vez que regresa a Adiyaman –como hizo el pasado 13 de junio, para asistir al funeral de su abuelo-, se encuentra con nuevos mensajes amenazantes.

«Ya no puedo dejar la casa o salir con mis amigos. Yo soy ateo. Los miembros de mi familia son alevíes. Creo que es por eso por lo que estoy recibiendo amenazas de muerte», ha explicado E. F. a la prensa turca. Los alevíes son una minoría religiosa lejanamente emparentada con el chiísmo a la que pertenece un cuarto de la población de Turquía, y que los musulmanes suníes más intransigentes consideran una herejía. Las matanzas y los asesinatos de alevíes han sido una constante en la historia del país, incluso durante el siglo XX.

Para E. F., las amenazas comenzaron el pasado 21 de mayo: dos en el mismo día. Más preocupante aún fue el hecho de encontrar la puerta de su casa marcada, una práctica utilizada en el pasado durante los pogromos antialevíes, en los que solo se atacaban las viviendas de los miembros de esta minoría. La última misiva recibida incluía una cita del Corán en árabe, y la frase: «Tu sangre nos está permitida».

Hasta 2006, era obligatorio rellenar la casilla sobre religión en el documento de identidad en Turquía. Ahora, los ciudadanos turcos tienen la posibilidad de dejarla en blanco, pero incluso para los recién nacidos de matrimonios mixtos (como ocurre, por ejemplo, si uno de los progenitores es occidental, y la pareja no quiere condicionar la religión de su hijo), el procedimiento es complicado y se enfrenta a una intensa resistencia por parte de un funcionariado a menudo muy conservador. Las dificultades se multiplican si la persona ya estaba registrada como musulmana, algo que puede ser interpretado como apostasía.

«Quiero que el estado encuentre a quienes me amenazan, y quiero que el estado me proteja», afirma el hombre. Por desgracia, esta no parece una prioridad para el gobierno de Recep Tayyip Erdogan, que recientemente ha sido criticado por la comunidad aleví por haber escogido para el nuevo puente sobre el Bósforo el nombre de Sultan Yavuz Selim, un monarca otomano del siglo XVI que masacró a decenas de miles de alevíes.

E. F. ha denunciado el caso ante la sede de la Asociación Turca de Derechos Humanos (IHD) en Adiyaman. «Creemos que la continuación de estas amenazas puede dañar la salud mental de E. F. Aquellos que le están amenazando pueden ser personas estrechamente relacionadas con él. Queremos que la oficia de la Fiscalía Pública aclare esta situación», ha solicitado Osman Süzen, representante local de la IHD.

(vía abc.es)

No hay comentarios: