martes, 3 de enero de 2012

Maldivas cierra cientos de Spas de Resorts de lujo


Maldivas ordenó a cientos de resorts de lujo cerrar sus balnearios una semana después de una protesta encabezada por partidos de la oposición que exigen el cese de estas actividades "anti-islámicas", dijo el gobierno el viernes.

Un comunicado de la oficina del presidente dijo que "el gobierno ha decidido cerrar salones de masajes y spas en las Maldivas, después de la protesta religiosa de la última semana liderada por la oposición para pedir su cierre."

Un funcionario de la oficina del presidente dijo que el Ministerio de Turismo lo comunicó el jueves a la estaciones, pero no ha confirmado si los balnearios se han cerrado. Él habló en condición de anonimato porque no estaba autorizado a hablar sobre el asunto.

El archipiélago del Océano Índico con 1.192 pequeñas islas de coral es conocido por sus exquisitos resorts.

Miles de personas en la protesta de la semana pasada instaron al gobierno a detener lo que ellos llaman actividades "anti-islámicas". El Islam sunita es la religión oficial en las Maldivas y practicar cualquier otra religión está prohibido.

La protesta de la semana pasada fue instigada por la oposición Adhaalat  y varios otros grupos que acusan al gobierno del presidente Mohamed Nasheed de comprometer los principios del Islam y quieren instaurar la estricta ley islámica.

Los manifestantes también quieren que las autoridades detengan la venta de alcohol en las islas, que cierren los burdeles que operan bajo el disfraz de los salones de masaje y demoler los monumentos dotados por otros países.

También querían poner fin a un plan para permitir vuelos directos a Israel.

Aunque el país no permite la lapidación o las ejecuciones, está bajo investigación por la ausencia de libertad religiosa y por castigos como la flagelación pública.

Debates sobre temas religiosos han surgido desde que un grupo destrozó un monumento regalado por Pakistán con la imagen de Buda. El budismo fue parte de la historia de la actual república islámica.

Una airada protesta el mes pasado siguió a la llamada del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Navi Pillay, para las Maldivas, para poner fin a la flagelación de las mujeres castigadas por adulterio.

(vía viajaratope.com)

No hay comentarios: