martes, 13 de marzo de 2012

El cura ateo

Ya he hablado en esta columna de distintos libros malditos, perseguidos, reos de quema pública y con su espacio en el Índice de Libros Prohibidos de la Santa Iglesia Católica, que nunca gustó ni del librepensamiento ni del pensar a secas.

Y hace unos meses entre las novedades editoriales de este país se produjo un acontecimiento de primera magnitud, por cierto, largamente esperado por mí:: la publicación de la “Memoria contra la religión” del sacerdote Jean Meslier, el cura Meslier. Hombre de un solo libro – escribe el filósofo Michel Onfray – ¡pero qué libro!.

Había ya hojeado un ejemplar en francés, gracias al buen amigo atenísta Miguel. Pero la editorial Laetoli ha decidido publicar el texto por primera vez en castellano e íntegro. ¡Divine Meslier! El primero que se atrevió a romper el gran tabú en 1729: dios no existe, dijo, y la religión es una fantasía. Para muchos, Meslier es el padre del ateísmo (yo no lo comparto, junto al primer hombre que mencionó a un dios ya existió otro que le dijo “eso te lo has inventado para que te dé mi parte de la carne”, y desde luego tenemos a Demócrito, ateo… en potencia).

Su “Memoria” es un menú literario de gourmet para saborear con deleitación. Su título completo: “Memoria de los pensamientos y sentimientos de Jean Meslier, cura de Etrépigny y de Balavais, acerca de ciertos errores y falsedades en la guía y gobierno de los  hombres, donde se hallan demostraciones claras y evidentes de la vanidad y falsedad de todas las divinidades y religiones que hay en el mundo, memoria que debe ser entregada a sus parroquianos después de su muerte para que sirva de testimonio de la verdad, tanto para ellos como para sus semejantes”.

El libro fue condenado y la Iglesia exigió su quema. Pero Meslier, hombre previsor que conocía la monstruo desde dentro, había hecho tres copias, y las mismas empezaron a circular pronto evitando su segura destrucción.

(vía blogs.tercerainformacion.es)

No hay comentarios: