viernes, 22 de junio de 2012

Iglesias cristianas de Nigeria acusan a los islamistas radicales de declarar la "guerra contra los cristianos"

Manuel López

PES.- De nada ha valido la reciente visita a Nigeria de una delegación internacional de alto nivel compuesta por dirigentes cristianos y musulmanes coordinada por el Consejo Mundial de Iglesias (CMI) y estuvo encabezada por su secretario general, Olav Fykse Tveit, y el príncipe Ghazi bin Muhammad de Jordania, presidente del Real Instituto AAl Al-Bayit para el Pensamiento Islámico de la que informábamos el pasado 31 de mayo. [*].

Una nueva serie de atentados de la secta islamista Boko Haram contra tres iglesias cristianas –dos evangélicas y una católica– dejó el pasado domingo en el norte de Nigeria un saldo de más de cien muertos y un número más elevado de heridos.

Las matanzas son atribuidas a los seguidores del movimiento islamista radical. atribuidas a los seguidores del movimiento Boko Haram, cuyo nombre significa «la educación no islámica es pecado» y que persigue imponer por la fuerza la ley islámica.

La Asociación Cristiana de Nigeria (CAN), que agrupa a las iglesias de Nigeria, acusó ayer a esta secta radical islámica de provocar "una guerra contra los cristianos y el cristianismo en Nigeria ", tras los recientes atentados.

Los medios internacionales cristianos califican abiertamente estas masacres de los islamistas radicales de “terrorismo religioso”. En palabras del presidente de la CAN, Ayo Oritsejafor, se trata de "una limpieza religiosa sistemática que recuerda a los cristianos el origen de la yihad”, la temible “guerra santa”.

Según informa Efe, las iglesias nigerianas lamentan el hecho de que el presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, se comporte de manera "arrogante" al no cumplir su promesa de terminar pronto con los atentados de Boko Haram. "Lo que parece más preocupante es la gestión de la crisis por parte del presidente, en cuyas manos está la seguridad de las vidas y los bienes de los nigerianos", remarcó el comunicado de la Asociación Cristiana de Nigeria.

Jonathan ha recibido duras críticas por la decisión de viajar a Río de Janeiro (Brasil) para asistir Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible Río+20, que empezó ayer y dura hasta mañana viernes, mientras la violencia sacude el norte del país africano.

La secta radical, cuyo nombre significa "la educación no islámica es pecado", se ha propuesto imponer por la fuerza la ley islámica en Nigeria,

Desde el inicio de su violenta campaña en 2009, cuando el fundador de Boko Haram, Mohamed Yusuf, murió bajo custodia policial, la secta ha matado a unas 1.200 personas, la mayoría en ataques perpetrados en el norte de Nigeria, según el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas nigerianas, Oluseyi Petinrin.

De mayoría musulmana en el norte y cristiana en el sur, Nigeria, el país más poblado de África con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales.

(vía periodistas-es.org)

No hay comentarios: