miércoles, 20 de junio de 2012

Se rodará primera película sobre Mahoma en Jerusalén

Mosab Hassan Yousef, hijo de uno de los fundadores del movimiento islamista palestino Hamás y ex espía de Israel, anunció hoy la filmación de la primera película "crítica" sobre el profeta Mahoma, con la que quiere exponer al mundo que el islam es una "religión de guerra", según sus propias palabras.

Foto: cp24.com

Foto: cp24.com

"En el mundo libre vemos películas de muchos líderes, menos uno: el intocable Mahoma", afirmó sobre esta nueva faceta de su vida, que se suma a las de miliciano, espía y, la última de ellas, escritor.

En una rueda de prensa ante decenas de periodistas de todo el mundo, explicó que "ha llegado el momento de hacerlo" y que el proyecto, que se enmarca en una campaña personal por la libertad y la democracia, buscará la "exactitud histórica".

"Si la gente no tiene libertad, no puede ver la verdad y así seguiremos viendo más extremismo, más odio y más violencia", afirmó quien pasara de militante del movimiento islamista palestino Hamás a espía del servicio secreto israelí durante diez años, de ferviente musulmán a flamante creyente cristiano.

A sus 34 años, y después de una sorprendente experiencia de vida que narró en las páginas del bestseller "Son of Hamas" (2010), traducido a 25 idiomas, Yousef se ha unido a un judío estadounidense-israelí, Sam Feuer, para este provocador proyecto, consciente ambos de que se trata de un barril de pólvora.

La representación de la imagen del profeta que dio vida al islam hace unos quince siglos es una de las mayores prohibiciones de esta religión y está considerado por sus creyentes un agravio imperdonable, más aún si proviene de un "infiel".

Como ejemplo de la polémica que puede llegar a desatar está el de la publicación en Dinamarca, hace casi siete años, de unas caricaturas del profeta, que generaron una ola de protestas por todo el mundo musulmán y abrieron un debate sobre los límites de la libertad de expresión.

Para Yousef, que no oculta su "desilusión" de la fe en la que nació y creció, es el momento de dejar de ser "políticamente correcto" y "decir la verdad".

Eso incluye hacer un análisis crítico del "más alto ejemplo" para cualquier musulmán: el gran profeta.

"¿Mató Mahoma a gente que se le oponía? La respuesta es que sí. ¿Se casó con una mujer de 9 años? La respuesta es que sí. ¿Entonces cómo se puede afirmar que el islam es una religión de paz?", se preguntó hoy.

"Lo que yo le digo a los musulmanes -abundó- es lo que dicen sus libros (..) Les digo la verdad de su religión (..) para que no vivan en la oscuridad".

Y subrayó su "historia personal" en el seno de una celosa familia musulmana como argumento para verse en el "derecho", y con la "autoridad moral", para hacer una película de este tipo.

Conocido como el "príncipe verde" (color de la bandera de Hamás) por ser hijo del jeque Hasan Yousef, máximo dirigente del grupo integrista en Cisjordania, exhortó a su padre a "abandonar y desmantelar el monstruo que ha creado".

El ahora guionista y productor, repudiado y desheredado por su familia, vive exiliado desde 2007 en Estados Unidos, donde su camino se cruzó con el de Feuer.

Con él está produciendo también la adaptación al cine de "Hijo de Hamás", que esperan llevar a la gran pantalla hasta el próximo año.

Feuer, que dirige la productora Sixth Sense y hoy compareció con Yousef en la rueda de prensa, reveló que la película sobre Mahoma tiene como punto de referencia la que Mel Gibson hizo de Jesús en la "Pasión de Cristo" (2004).

"Cristianos han hecho películas de Jesús y nadie ha salido a la calle a protestar", manifestó Yousef sobre la urgente necesidad de que, por primera vez, se toque también el tema de Mahoma y de las raíces del extremismo islámico porque, "si no cambiamos esta ideología la gente va a estar en la oscuridad mucho tiempo".

La obra de Gibson desató en su día severas críticas por parte de grupos judíos, que la tacharon de antisemita, pero fue aceptada por los evangélicos y, cuanto menos, tolerada por la Iglesia Católica.

Nacido y crecido en Ramala, Yousef, que se declara "hombre de fe" y "creyente en el mensaje de Jesús de perdonar", trasladó hoy su crítica sobre el peligro de los extremismos a "todas las religiones", entre ellas el judaísmo y el cristianismo.

Tres religiones que no han sabido precisamente convivir a lo largo de la historia y que tienen como principal punto de fricción el escenario en el que él, como para añadir más leña al fuego, piensa rodar la película de Mahoma: la siempre disputada ciudad antigua Jerusalén. EFE

(vía ultimahora.com

No hay comentarios: