jueves, 30 de agosto de 2012

Iglesia católica y Gobierno de Costa Rica se enfrentan por educación sexual

San José - La Iglesia católica y el Gobierno de Costa Rica protagonizaron hoy un enfrentamiento por el programa de educación sexual que se implementará en escuelas y colegios, el cual ha sido tildado por los obispos como "gravemente dañino para los adolescentes".

La Conferencia Episcopal de Costa Rica emitió un pronunciamiento en el que anunció su oposición al programa de educación sexual que implementará el próximo año el Ministerio de Educación Pública (MEP) en primaria y secundaria.

Los obispos consideran el programa como "gravemente dañino para los adolescentes" porque "nunca se nombra a Dios" y porque su contenido es "descaradamente hedonista".

"La educación de valores tan altos como la afectividad y la sexualidad no pueden ser considerados neutros, es decir, desvinculándolos de la dimensión propiamente religiosa, como sí lo son las matemáticas o la geografía", indica el pronunciamiento de los prelados.

También criticaron el "enfoque descaradamente hedonista" del programa y "la insistencia en la ideología de género y en la diversidad sexual como construcción cultural" que se trata "más de propaganda que de educación".

Por su parte, el ministro de Educación, Leonardo Garnier, defendió los programas educativos y declaró hoy a medios locales que la sexualidad "debe generar placer y debe ser responsable".

"No entiendo cómo se pueden dar clases de educación sexual sin mencionar el placer. Es como dar clases de gastronomía sin hablar del gusto por la comida", manifestó el ministro.

También dijo que suponer que un programa de educación sexual debe mencionar a Dios "es un poco extraño" y enfatizó en que para tratar temas religiosos están los cursos de educación religiosa.

"Decir que un programa es ateo porque no se menciona a Dios, es como decir que la matemática es atea. Levantar la bandera del ateísmo es recurrir al miedo", apuntó el ministro.

Garnier aseguró que en el programa se menciona la castidad y la abstinencia promovidos por la Iglesia católica, pero aclaró que "no son la única forma de prevención de enfermedades y embarazos", por lo que se plantean diversos métodos de protección y anticonceptivos.

El pasado 1 de agosto la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia decidió que la educación sexual será opcional en el país, tras resolver más de 2.000 recursos de amparo presentados por padres de familia evangélicos y católicos contra los programas de educación sexual.

La Sala Constitucional determinó que los padres podrán decidir si envían o no a sus hijos a las clases de educación sexual en los casos en que afecte sus creencias religiosas o los valores que desean inculcarles.

La única materia que hasta ahora es optativa en Costa Rica es Religión, pues los padres no católicos, credo oficial del país, pueden pedir al centro de estudios que exima a sus hijos de dicha asignatura si profesan una fe distinta.

(víanoticias.lainformacion.com)

No hay comentarios: