jueves, 20 de septiembre de 2012

El Vaticano cree que la publicación de las caricaturas de Mahoma supone "echar gasolina al fuego"

Nuevas caricaturas de Mahoma en Charlie Hebdo

El profeta desnudo, como judío o alborotador: los dibujos aparecidos en la revista satírica "Charlie Hebdo" rozan la frontera del mal gusto

(Rd/Agencias/Valores Religiosos).- La Santa Sede y representantes de la comunidad musulmana han condenado la publicación de nuevas caricaturas de Mahoma en el semanario satírico francés 'Charlie Hebdo'. L'Osservatore Romano calificó la iniciativa de "discutible" y que supone "echar gasolina al fuego", días después de la polémica película que también se burlaba del profeta.

"Mientras se intenta fatigosamente rebajar la tensión que atraviesa el mundo islámico por la película 'La inocencia de los musulmanes", se corre el riesgo de abrir un nuevo frente de protestas después de que el semanario francés 'Charlie Hebdo' publicara hoy algunas caricaturas sobre el profeta", afirma el diario vaticano "L'Osservatore Romano".

Así, los Hermanos Musulmanes han criticado la difusión de estas nuevas imágenes, que consideran un nuevo insulto de Occidente contra su religión, y han instado al Gobierno galo a que adopte medidas firmes contra el semanario.

"Rechazamos y condenamos las caricaturas francesas que deshonran al profeta y condenamos cualquier acción que difame las creencias sagradas de la gente", ha señalado Essam Erian, presidente en funciones del Partido Justicia y Libertad, creado por los Hermanos Musulmanes.

En opinión de Erian, la Justicia francesa debería abordar la publicación con la misma firmeza con que ha gestionado el caso contra la revista que ha publicado las fotos en 'topless' de la duquesa de Cambridge, esposa del príncipe Guillermo de Inglaterra.

"Si el caso de Kate (Middleton) es una cuestión de privacidad, entonces las viñetas son un insulto a todo un pueblo. Las creencias de otros deben ser respetadas", ha defendido. Asimismo, Erian se ha pronunciado en contra de cualquier reacción violenta por parte de los musulmanes, si bien ha considerado que las protestas pacíficas sí están justificadas.

Por su parte, el portavoz de los Hermanos Musulmanes, Mahmud Ghozlan, ha dado la bienvenida a las críticas realizadas por el Gobierno francés a las caricaturas pero ha considerado que la legislación francesa debería abordar los insultos contra el Islam del mismo modo que aborda la negación del Holocausto.

"Si alguien duda de que se produjo el Holocausto, es encarcelado, sin embargo, si alguien insulta al profeta, a sus compañeros o al Islam, lo máximo que hace (Francia) es pedir disculpas con dos palabras. No es ni justo ni lógico", ha subrayado.

Por su parte, la institución de Al Azhar, la más prestigiosa del islam suní y con sede en El Cairo, expresó hoy su "rechazo absoluto" a la publicación de unas caricaturas del profeta Mahoma en el semanario satírico francés "Charlie Hebdo".

En un comunicado, el gran imán de Al Azhar, el jeque Ahmed al Tayeb, manifestó la condena de su institución y de todos los musulmanes por la insistencia del semanario en difundir "caricaturas ofensivas al islam y a su profeta".

Para Al Tayeb, la libertad de expresión no debe dañar la libertad de otros, ya que así se convierte en "un exceso, menosprecio e ignorancia de las religiones y culturas".

El jeque señaló, asimismo, que la publicación de las caricaturas implica "la negación del gran papel que ha desempeñado el islam y su civilización".

En su opinión, la civilización islámica supuso "la más importante base de la época del renacimiento para una Europa que salía de un periodo de oscuridad".

Las caricaturas de Mahoma publicadas este miércoles por el semanario francés Charlie Hebdo "provocarán la repulsión de muchos fieles", declaró el cardenal André Vingt-Trois, presidente del episcopado francés.

El prelado afirmó: "no quiero verlas. Pienso que éste tipo de provocaciones prosperan sólo si suscitan interés, y no me intereso de estas provocaciones".

Pero, prosiguió, "suscitarán la repulsión de muchos creyentes musulmanes que se sentirán heridos en su fe y que tratarán de algún modo de manifestar su descontento".

"No se puede decir cualquier cosa protegidos por la libertad de expresión. Pienso que lo que caracteriza a una democracia es que se pueda recurrir a los instrumentos de derecho para obtener una reparación", concluyó el purpurado.

El profeta desnudo, como judío o alborotador: los dibujos aparecidos en la revista satírica "Charlie Hebdo" rozan la frontera del mal gusto y albergan un fuerte potencial de provocación.

En uno de los dibujos, se ve al actor principal del controvertido video de la película "Inocencia de musulmanes", producida en Estados Unidos, con una cabeza de cerdo en la mano y preguntando al director si está seguro de que el profeta del islam tuvo sexo con algo así. El cerdo es un animal impuro para esa religión.

Otra caricatura lleva el título: "Mahoma: ha nacido una estrella" y muestra el profeta desnudo en posición de rezo con el trasero levantado hacia arriba sobre el que el dibujante situó una gran estrella amarilla.

En la portada un judío ortodoxo empuja una silla de ruedas en la que se encuentra un musulmán barbudo y titula "Intouchables 2", en referencia a una película homónima que trata de la amistad desarrollada entre un francés rico, postrado en una silla de ruedas, y su ayudante negro. Y en un bocadillo del dibujo dicen "No hay nada de lo que burlarse".

En el diario se encuentran numerosas caricaturas en las que los dibujantes se burlan de la indignación provocada por el video sobre Mahoma. "Mahoma hace bajar el desempleo", dice un dibujo, que muestra a los alborotadores islamistas como "críticos de cine".

En otra imagen de un islamista retratado como un loco con una pistola se lee: "una película sobre el islam pone furiosos a los fundamentalistas". Y el islamista dice: "Muéstrenos una película inteligente y nosotros desencadenaremos la tercera guerra mundial".

El primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, afirmó que desaprueba "todo exceso" con respecto a las caricaturas de Mahoma. "En el contexto actual", el primer ministro da cuenta de su "desaprobación frente a todo exceso" y llama "a la responsabilidad de cada uno", precisó un comunicado.
El primer ministro afirmó en un comunicado que "la libertad de expresión constituye uno de los principios fundamentales" de la República Francesa. "Esa libertad se ejerce en el marco de la ley y bajo el control de los tribunales, cuando se apela a éstos", agregó.

(vía periodistadigital.com)

No hay comentarios: