jueves, 20 de septiembre de 2012

Erdogán pide que se considere la islamofobia como «crímen contra la humanidad»

El primer ministro turco pide límites a la libertad de expresión para que no se ataque al islam

Erdogán pide que se considere la islamofobia como «crímen contra la humanidad»

El primero ministro turco, Tayyip Erdogán

«Soy el primer ministro de una nación en la cual la mayoría son musulmanes, y que ha declarado el antisemitismo un crímen contra la humanidad. Pero Occidente no ha reconocido la islamofobia como crímen contra la humanidad, sino que lo ha promovido». Con estas palabras expresó ayer el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogán, su opinión acerca de la película «Inocencia de los musulmanes», cuyo ofensivo retrato de la figura de Mahoma ha desatado las iras de los creyentes de esta religión en todo el mundo y provocado numerosos disturbios.

«(El director de la película) dice que la ha hecho para provocar a los fundamentalistas entre los musulmanes. Cuando existe una provocación así, debería haber regulaciones legales internacionales sobre ataques contra lo que la gente considera sagrado, contra la religión», aseguró Erdogán, quien indicó que deberían existir límites en lo que uno puede decir sobre los valores de los otros. «La libertad de pensamiento y creencias termina donde comienza la libertad de pensamiento y creencias de los otros. Puedes decir lo que sea sobre tus pensamientos y creencias, pero debes parar en la frontera de las libertades de los demás», aseguró.

«Occidente no ha reconocido la islamofobia como crímen contra la humanidad, sino que lo ha promovido»

El primer ministro turco anunció que su gobierno comenzará inmediatamente a preparar una legislación contra expresiones «blasfemas y ofensivas». «Turquía podría ser un ejemplo para el resto del mundo en este sentido», dijo Erdogán, quien aseguró que pedirá en la próxima Asamblea General de la ONU que se adopte una legislación internacional contra los insultos a la religión.

La semana pasada, Erdogán ya calificó la película de «clara y seria provocación» y de «acto hostil», e insistió en que «insultar los sagrados valores del islam y su profeta no puede ser justificado como un ejercicio de libertad de expresión». No obstante, aseguró que eso no justifica una respuesta violenta. «Nadie puede justificar actos de terror y violencia, el último ejemplo de lo cual ha sido el ataque contra la misión diplomática estadounidense en Libia, diciendo que actúan en nombre del islam. Aquellos que llevan a cabo estas acciones explotando la retórica y los símbolos islámicos dañan ante todo a los musulmanes», declaró.

En Turquía, las reacciones a la película han carecido de la violencia vista en otros países. El pasado viernes, sin embargo, se celebró una multitudinaria protesta en el centro de Estambul, en la que los manifestantes enarbolaron pancartas de contenido religioso, o contra los EE.UU. e Israel. «¡Viva la unidad islámica!», «América asesina», «Abajo el imperialismo occidental» y «Abajo Israel» eran algunos de los eslóganes más frecuentes. Al final del encuentro se quemaron dos enormes banderas, una estadounidense y otra israelí.

El pasado lunes, Erdogán se refirió también a Israel, cuyas relaciones con Turquía atraviesan un momento muy bajo. «Israel no se encuentra en una buena posición ante los ojos del mundo islámico. Tampoco están haciendo ningún esfuerzo para iniciar un proceso de normalización», dijo el primer ministro turco, quien aseguró haber recibido la visita de un empresario judío, a quien no identificó, que actuará como enviado entre su gobierno y el israelí. Erdogán insiste en que Turquía tiene tres condiciones para la normalización: una disculpa oficial por el incidente de la flotilla de Gaza —en el que murieron nueve turcos—, una compensación para los familiares de estos muertos, y un cese al bloqueo de Gaza.

(vía abc.es)

No hay comentarios: