lunes, 28 de enero de 2013

La muerte de sor María supone el archivo de los dos casos en que estaba imputada

Las causas solo podrían seguir abiertas si se lograra acusar a implicados no fallecidos

María Gómez Valbuena (al centro)

La muerte de la religiosa María Gómez Valbuena, la única persona imputada hasta el momento en casos de robo de bebés, acarreará el archivo provisional de las dos causas en las que ella figuraba como única imputada, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. La monja estaba siendo investigada también en una tercera instrucción, en la aparece como acusada a una doctora y que, por tanto, se mantendrá abierta.

Según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, la Ley de Enjuiciamiento Criminal establece que cuando un imputado fallece y es el único acusado en la causa se procede al archivo del procedimiento respecto a ese imputado, aunque el proceso puede volverse a reactivar en el momento en el que existan indicios de criminalidad de otras personas.

El Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid instruía en un principio tres causas contra 'sor María', aunque dos de ellas se unificaron, quedando solo dos casos en este Juzgado. De estos dos procedimientos, la monja era la única imputada en uno de ellos, el denunciado por María Luisa Torres Romero, que se archivará por su muerte. En el otro estaba siendo investigada junto a una doctora, por lo que la instrucción se mantendrá abierta.

El otro caso en el que sor María aparecía como única imputada es el que instruye el juzgado número 50 de Madrid, por el supuesto robo de dos gemelas denunciado por Purificación Betegón, que también se archivará de forma provisional salvo que existan indicios contra otras personas.

Por esta causa la religiosa fue llamada a declarar el pasado viernes, pero no compareció ante el tribunal al presentar su abogado un escrito en el que pedía la suspensión de su declaración por razones médicas. El martes sor María falleció en Madrid.


No hay comentarios: