viernes, 15 de marzo de 2013

‘The New York Times’ presenta al nuevo papa como un homófobo, machista y conservador

El diario estadounidense subraya su colaboracionismo con la dictadura argentina y su oposición al aborto, bodas gays, mujeres sacerdotes…

Fotografía de archivo, tomada el 4 de abril de 2005 en Buenos Aires, del cardenal primado de la Argentina, Jorge Bergoglio, que ha sido nombrado nuevo papa y se llamará Francisco. EFE/Archivo

Fotografía de archivo, tomada el 4 de abril de 2005 en Buenos Aires, del cardenal primado de la Argentina, Jorge Bergoglio, que ha sido nombrado nuevo papa y se llamará Francisco. EFE/Archivo

El nuevo papa no ha convencido a uno de los diarios más prestigiosos y más leídos, The New York Times, que en su editorial de hoy describe a Francisco como un religioso conservador, machista y homófobo fielmente alineado con la doctrina actual del Vaticano, contraria a la ordenación de mujeres, a cualquier tipo de aborto y a los derechos de los gays, además de señalar su actitud colaboracionista con la sangrienta dictadura de Videla en Argentina.

El artículo señala su férrea oposición a la izquierda argentina mientras que se mostró mucho más dócil con la dictadura militar instaurada por Videla en los años 70. A Bergoglio se le ha acusado de estar al tanto de los desmanes de la Junta Militar, que se saldaron con más de 30.000 desaparecidos, torturados o asesinados, y no poner demasiado de su parte para impedirlos.

Sacerdotes desaparecidos
The New York Times recuerda que en 2005, poco antes de ser elegido Joseph Ratzinger como Papa, Bergoglio fue demandado como cómplice del secuestro de dos sacerdotes jesuitas que estaban abiertamente en contra de la dictadura y qué había expulsado justo una semana antes de que desaparecieran.

Debate vigente
El actual papa ha asegurado que se reunió en secreto con los generales Videla y Massera para pedir la liberación de los sacerdotes. La demanda fue desestimada pero el debate ha seguido hasta hoy y mucho han aportado artículos y libros en los que se contradice la versión de Bergoglio a través de documentos de la época y sacerdotes y laicos que se enfrentaron con el cardenal, recoge Público.

Secuestro de niños
Recientemente, la fiscalía también le ha llamado para declarar sobre las desapariciones de niños por parte de la dictadura, algo de lo que también se le ha acusado de saber pero no poner de su parte para evitarlo.

Encubrimiento de un torturador
Bergoglio era el responsable de la Conferencia Episcopal Argentina cuando la Iglesia de ese país se enfrentaba al escándalo del reverendo Christian von Wernich, un antiguo capellán de la policía de Buenos Aires al que se le acusó en 2005 de haber participado en torturas y asesinatos de prisioneros durante la dictadura. Las autoridades eclesiásticas le ayudaron a escapar del país y le enviaron a una parroquia en Chile con un nombre falso.

Silencio oficial
Sin embargo, fue localizado, detenido y llevado a Argentina para ser juzgado. En 2007 fue declarado culpable de siete cargos de complicidad en homicidio, más de 40 cargos de secuestro y más de 30 de tortura, y fue condenado a cadena perpetua. El NYT señala que se le permitió seguir oficiando misa en la cárcel y Bergoglio nunca emitió una disculpa formal por parte de la Iglesia. Ni siquiera mencionó el asunto.

Derechos homosexuales
El editorial del The New York Times también subraya el enfrentamiento mantenido con el Gobierno argentino acerca de temas de tanto calado como los matrimonios gais, el aborto o la adopción de niños por parejas homosexuales. El diario recuerda que en 2010 el ahora papa describió las leyes sobre los derechos de los homosexuales como “una guerra contra Dios” y “una maniobra del diablo”. Lo que hizo que Néstor Kirchner tildara su postura de “medieval”.

(vía elplural.com)

No hay comentarios: