sábado, 20 de abril de 2013

El secretario general de la ONU niega que cultura, tradición o religión puedan justificar la discriminación de las personas LGTB

image
El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha lanzado un rotundo mensaje con motivo de la Conferencia Internacional sobre Derechos Humanos, Orientación Sexual e Identidad de Género que ha tenido lugar en Oslo. En una intervención grabada en vídeo, Ban Ki-moon ha negado que la cultura, la religión o la tradición puedan ser utilizadas en ningún caso por las autoridades de un país para justificar la discriminación de las personas LGTB.

“Todos deberíamos estar indignados cuando vemos como hay personas que sufren discriminación, agresiones e incluso asesinatos simplemente por ser lesbianas, gays, bisexuales o transgénero. Todos deberíamos alzar nuestra voz cuando alguien es arrestado y encarcelado por a quien ama o por que apariencia tiene. aman o cómo se ven. Este es uno de los grandes desafíos en materia de derechos humanos de nuestro tiempo”, ha expresado Ban-Ki moon. “Los gobiernos tienen la obligación legal de proteger a todos. Pero todavía muchos de ellos se niegan a reconocer la injusticia de la violencia homofóba y la discriminación. Tenemos que documentar este problema y compartir información con los Estados deforma regular para fomentar el debate y la acción”, ha continuado.

“Debemos institucionalizar los esfuerzos para combatir la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género. Necesitamos educación pública para cambiar las actitudes de la gente. Algunos se oponen al cambio. Invocarán la cultura, la tradición o la religión para defender el statu quo. Tales argumentos han sido ya utilizados para justificar la esclavitud, el matrimonio infantil, la violación en el seno del matrimonio y la mutilación genital. Respeto la cultura, la tradición y la religión, pero estas nunca pueden ser utilizadas para negar derechos básicos”, ha expresado, con contundencia, el secretario general de Naciones Unidas.

“Mi promesa a los miembros gays, lesbianas, bisexuales y transgénero de la familia humana es la siguiente: estoy con vosotros. Os prometo que como secretario general de Naciones Unidas voy a denunciar los ataques contra vosotros y voy a mantener la presión sobre vuestros líderes para progresar. Me he comprometido a liderar una campaña mundial en colaboración con la Oficina de las Naciones Unidas sobre derechos humanos. Cuento además con que otros se nos unirán. Juntos podemos hacer que el mundo sea más seguro, más libre y más igualitario para todos”, ha concluido:

Cada vez más comprometido con los derechos LGTB

Lo cierto es que a Ban-Ki moon no se le puede discutir que cada vez aparece más comprometido con los derechos LGTB. En diciembre de 2012, con motivo de un acto conmemorativo del Día de los Derechos Humanos que tuvo lugar en la sede de Naciones Unidas, su secretario general calificó de “escandalosa” la existencia de leyes que criminalizan la homosexualidad y animó a conseguir su desaparición. Justo un año antes calificaba el bullying homofóbico como “una atrocidad moral, una grave violación de los derechos humanos y una crisis de salud pública”.

Ha sido precisamente bajo el mandato de Ban-Ki moon cuando Naciones Unidas ha albergado por primera vez en su historia un debate centrado en la violación de los derechos LGTB en el mundo. Un panel escogido de su Consejo de Derechos Humanos discutió hace ahora un año el contundente informe que a su vez el Alto Comisionado de Derechos Humanos había presentado semanas antes sobre la materia (al frente del Alto Comisionado se encuentra la india Navanethem Pillay, que también ha demostrado una especial sensibilidad hacia este tema). También entonces Ban-Ki moon, en otro mensaje grabado, hizo un pronunciamiento explícito de apoyo a los derechos LGTB.

El coreano también se ha dirigido de forma expresa a los líderes africanos en el mismo sentido. Fue en enero de 2012, durante una intervención en la cumbre de la Unión Africana.

(vía dosmanzanas.com)

No hay comentarios: