domingo, 30 de junio de 2013

Autorizan a monjes tibetanos a venerar al Dalai Lama en dos provincias chinas

Las autoridades en dos provincias chinas de gran población tibetana, Sichuan y Qinghai, han autorizado a los monjes tibetanos a venerar públicamente al líder espiritual de esta etnia, el Dalai Lama, aunque únicamente como figura religiosa y no "política".

 
Las autoridades en dos provincias chinas de gran población tibetana, Sichuan y Qinghai, han autorizado a los monjes tibetanos a venerar públicamente al líder espiritual de esta etnia, el Dalai Lama, aunque únicamente como figura religiosa y no "política".
Según informa hoy la emisora "Radio Free Asia", que alude a "fuentes que citan comunicados oficiales", la iniciativa tiene carácter "experimental" y de momento parece limitarse a estas dos provincias.

La medida representa un giro con respecto a la política oficial existente hasta ahora, que exhorta a los monjes tibetanos a denunciar al Dalai Lama, al que Pekín acusa de fomentar el separatismo en Tíbet.
El servicio tibetano de la emisora cita a un residente de la prefectura de Ganzi, en Sichuan, que indica que "ha habido un anuncio que establece que se pueden mostrar fotos del Dalai Lama y que no hay que insultar al Dalai Lama".

El mismo residente afirma que "se van a efectuar anuncios parecidos en todos los monasterios del área de Ganzi".

La emisora cita a otro tibetano en Qinghai que afirma que ya "no hay órdenes de los altos dirigentes de criticar al Dalai Lama".

Esta fuente cita, a su vez, un anuncio del pasado día 14 de un instructor de estudios políticos en el monasterio de Kumbum en Qinghai, Tsepa Topden, que afirmó que "los creyentes budistas pueden tener fe y mostrar respeto al Dalai Lama".

"Al mismo tiempo, no se le puede seguir por razones políticas" y "la religión y la política deben mantenerse separadas", declaró Topden, de acuerdo con la fuente.

Una tercera fuente indica que en una reunión a la que asistieron lamas y monjes, entre otros, en el condado de Xinhai en Qinghai, dos funcionarios tibetanos leyeron un documento gubernamental que indicaba que "a partir de ahora, se pueden exhibir fotografías del Dalai Lama y no se permite que nadie lo critique mediante insultos".

El Dalai Lama huyó de Tibet y se refugió en Dharamsala, en India, tras el fracaso de un levantamiento contra el control chino en 1959.

Desde 2009, un total de 120 tibetanos se han prendido fuego para protestar contra el control chino de Tíbet y para reclamar el regreso del líder espiritual.

China asegura que Tíbet es desde hace siglos parte inseparable de su territorio, mientras que los tibetanos argumentan que la región fue durante mucho tiempo virtualmente independiente hasta la entrada de las tropas comunistas en 1951.

(vía Agencia EFE)

No hay comentarios: